A muchas de nosotras nos encantan los tacones pero aceptémoslo, apesar de que los amamos y nos hacen lucir fantásticas, tenemos que reconocer que son un gusto masoquista. Sucede que la mayor parte del tiempo dejan sentir sus estragos en nuestros pobres pies y hasta en la espalda, lo que hace que a veces decidamos prescindir de ellos.

Es por eso que hemos recopilado algunos tips (de las expertas en el uso de tacones) para que sobrevivas a ellos y puedas seguir usandólos sin que se conviertan en un traicionero compañero.

 

 

Elige la talla adecuada

No hay nada más incómodo que traer unos zapatos que no nos quedan. Ya sea que te queden pequeños y aprieten tus pies, o por el contrario, sean grandes y solo se te anden saliendo; esto es algo que nunca debes de hacer.

Pon especial atención de que el par que escojas te quede a la perfección. Si sientes que hay algo que no te convence del todo, mejor opta por seguir buscando hasta que encuentres el par ideal.

No te excedas en altura

Sabemos que es increíble lucir muchísimo más altas pero abusar de la altura podría dañar nuestras rodillas y columna, además de que si no estás acostumbrada a usar zapatos tan altos y sobre todo con tacón de aguja, podrías torcerte un tobillo.

Te recomendamos elegir tacones entre 5 y 8 cm de altura si planeas usarlos por largos periodos de tiempo. Ahora que si eres toda una experta usandólos puedes atreverte a buscar unos con más altura.

Evita estrenar tacones en un evento importante

Sonará irónico pero es importantísimo que no lo hagas. ¿La razón? Al tratarse de un zapato nuevo será demasiado rígido, lo que podría ocasionarte heridas y más si piensas bailar o caminar demasiado con ellos.

Te recomendamos que por lo menos una semana antes coloques en su interior algunas bolitas de periódico bañadas en alcohol y los dejes así toda la noche. También puedes llevarlos al zapatero para que les coloque una horma durante algunas horas. Quedarán listos para que los uses sin parar.

 

(Por Elizabeth Almazán)