De acuerdo con los psicólogos de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, las pesadillas tienen una función adaptativa, pero si son recurrentes provocan gran temor, por lo que se ha establecido un tratamiento con grandes resultados que consiste en alterar del desenlace de estos sueños.

¿La fórmula?

La persona describe por escrito su pesadilla y modifica el final y luego se le pide que repase la nueva versión pues se ha comprobado que la imaginación tiene efectos sobre el sistema nervioso y contribuye a la salud mental.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

TE PUEDE INTERESAR