Estas técnicas fáciles te ayudan a relajarte y así poder bajarle a tu ansiedad y estrés.

Para la oficina y otros lugares

1- Párate del asiento por lo menos una vez cada hora, da la vuelta, y busca la manera de ver al cielo y respirar aire por cinco minutos.

2- Voltéate en la silla en la que estás sentada y abraza el respaldo, primero volteando de lado izquierdo y después de lado derecho.

3- Gira el cuello hacia la derecha, izquierda, arriba y abajo.

4- Respira y suelta el estómago.

5- Mueve la boca como lo hacen los camellos, simulando que estás masticando, hazlo para desbloquear la quijada que guarda tensión.

6- Aprieta con cuidado los ojos por cinco segundos, ábrelos, y repite el ejercicio cinco veces.

7- Date un ligero masaje alrededor de tus ojos.

orar

Para antes de dormir 

1- Lava tus pies en agua caliente con sal por lo menos cinco minutos.

2- Estírate con los brazos hacia el cielo, luego hacia abajo, a la derecha y a la izquierda, para que desbloquees tu cuerpo cansado.

3- Escribe todo lo que te preocupa, todos tus pendientes.

4- Escribe 10 agradecimientos del día, para que conectes con lo positivo que sí sucedió y tu cuerpo se relaje aún más.

5- Come un trozo de chocolate amargo con más del 50% de cacao, sentirás bienestar.

6- Disminuye la intensidad de las luces y de los sonidos.

7-  Date un masaje de cuerpo. Si puedes hacerlo con algún aceite de lavanda, será mejor.

8-  Prende un incienso que te sea agradable.

9- Bosteza, además de estirar la quijada, le mandarás el mensaje a tu cuerpo que es hora de dormir.

10- Medita, haz oración o contempla; pero haz un alto en tu mente por lo menos 10 minutos.

( Por Alejandrina Aguirre Arvizu)