Siempre te ves bien, pero sabemos que te gusta verte mejor. Para esto, tienes hábitos de arreglo personal, un espacio en tu estilo de vida en el que también puedes aplicar la sustentabilidad.

crema_corporal

Te recomendamos:

1. En los primeros momentos del día, regularmente tu primera parada es la ducha. La regadera es un lugar que muchas veces sirve como escenario para cantar o como un espacio para reflexionar. Es bueno que hagas esto, sin embargo, tienes que estar consciente que mientras todo esto sucede, estás gastando agua. ¿ Sabías que el tiempo promedio en el que deberías bañarte es de 3 minutos? Haz este ejercicio y verás que no sólo ahorrarás agua, sino también tiempo.

2. –Saliendo de bañarte, buscas qué ponerte. Si por lo regular son jeans, recuerda que puedes utilizarlos más de una vez sin lavarlos. Y para la ropa que ya vas a lavar, sepárala y métela en la lavadora en cargas completas para ahorrar agua y añade detergente biodegradable.  También puedes darle una segunda vida a las prendas que ya no utilizas, por ejemplo: corta unos jeans viejos y vuélvelos una agenda; convierte esa playera desgastada en bolsa de mano o en bandita para el cabello; transforma aquel vestido en falda, etcétera. ¡El límite es tu creatividad!

agenda

3.- Una vez que estés vestida, vas con el peinado y el maquillaje. Usa gel, spray o mousse biodegradables, fíjate que la marca que lo produzca tenga algún programa de Responsabilidad Social. Con esto contribuyes a que las empresas apoyen el medio ambiente y a la sociedad. Evita abusar de la plancha y secadora para pelo, además de que gastas energía, tu cabello también se desgasta.

4.- Prefiere los productos que estén elaborados a base de ingredientes naturales libres de parabenos y sulfatos. Estos dos últimos son químicos dañinos para la salud y el medio ambiente que puedes encontrar en cremas, maquillaje, desodorantes y pasta de dientes. Además, varios de estos artículos son probados en animales.

Ahora tienes todas las herramientas necesarias para estar lista y tener un gran día gracias a tus hábitos de cuidado personal mezclados con el cuidado del medio ambiente. Fijarte en lo que compras y usas para verte más guapa, tan sólo te tomará un pequeño esfuerzo y el resultado saltará a la vista.

(Por Alejandrina Aguirre Arvizu)