Si llevas un tiempo trabajando en el mismo lugar y el gusanito de crecimiento ya te empezó a entrar, seguramente uno de tus primeros pasos a dar será pedir un aumento. Por esto mismo, en ACTUAL te damos 12 consejos para antes de hacerlo.

De acuerdo al libro Deja tu huella, escrito por la reconocida RP Aliza Licht, éstas son las cosas que debes de tomar en cuenta si quieres pedir un aumento.

samplerdejatuhuella-160204204002-thumbnail-4

+ Lo más importante de todo en el proceso sobre crecer dentro de tu misma empresa, es: PRIMERO, “tómate una selfie”, pregúntate si en realidad estás preparado para un ascenso, y haz un análisis retrospectivo de tus esfuerzos.

Para saber esto, éstas son algunas cosas que debes de cuestionarte:

1. ¿Has ido más allá del perfil de tu puesto? De cierto modo: ¿tu participación en la empresa vale más de lo que te pagan? Haz una lista de tus logros o de los beneficios que le has traído a la misma como cosas extras, más que sólo cumplir con tu trabajo. Si vas a pedir algo a cambio tiene que estar apoyado en bases sólidas de que tu esfuerzo es notable y merece un premio, y de que la compañía se beneficia al tenerte dentro de su campo laboral.

lideres

2. ¿Ya pensaste en qué sigue o la razón de porqué vas a pedir el aumento? En un decir, en general la vida y las compañías se basan en una ideología de: tu me das yo te doy. Y en particular en esta situación, si tu vas a pedir algo, ¿qué vas a dar a cambio? Pedir un ascenso no sólo debe ser un beneficio para ti. Y si lo vas a hacer, pon la situación en una balanza de win-win para que tu jefe te apoye y ayude a que esto suceda.

3. ¿Has estado por lo menos dos años en tu puesto actual? Créelo o no, un año no es suficiente para probar tu constancia y esfuerzo dentro de una empresa. Hay mucho que aprender y cuando se gana algo es a base de esfuerzo y tiempo. CONSEJO: Entre más conozcas tu nivel actual, mejor te irá en puestos superiores. Evita cambiar de compañía muy seguido ya que esto puede no verse muy bien en tu historial. Esfuérzate, aprende y se constante en una empresa, esto te puede traer beneficios a la larga, dentro o fuera de esa compañía.

4. Haz lucir a tu jefe. Aunque suene un aspecto muy egocéntrico hay que aceptarlo, si tu ayudas a que tu jefe se vea bien ante sus superiores entonces por ende tu trabajo será mayormente reconocido por él directamente (no en todas las ocasiones, pero en general puede pasar). OJO: No significa que seas adulador con tu superior, sino que le hagas la vida más fácil, de modo que valore tu trabajo y no quiera que te vayas, por lo que hará lo posible por darte un aumento con tal de mantenerte dentro de su equipo.

5. ¿Tus clientes o colegas te aman, admiran o aprecian? Si es que sí, esto es algo muy positivo ya que si logras que las personas hablen bien de ti se convierten en una carta de recomendación un tanto indirecta. Deja que otras personas le hagan promoción a tu talento. 

6. ¿Te has comportado por arriba de tu puesto actual? Esto no significa hacer el trabajo de tu jefe, sino que la gente te pueda ver en un futuro como un gerente y no siempre como el asistente. Piénsalo, la manera en que te relacionas con la gente va a ser muy importante para futuras oportunidades. Deja buena impresión y logra comportarte a su nivel, de éste modo sabrán que eres alguien capaz de estarlo y no se sorprenderán de verte en puestos altos a lo largo de tu carrera.

7. ¿Tienes iniciativa? Las personas de alto rango no esperan a que les digan qué hacer, lo hacen. Ten iniciativa y comienza los proyectos. Que tus superiores vean que eres capaz de manejar más responsabilidades sin la necesidad de que te guíen. Básicamente sé un líder, siempre manteniendo los limites que no sobrepasen a tus superiores.

8. ¿Te llevas bien con los peces gordos? De nuevo es sumamente importante tu relación con las personas en general, pero lo es más la que tienes con los cargos superiores. Ellos se tienen que sentir a gusto con tu presencia de modo que vean posible un ascenso para ti, si eres el bicho raro no te querrán tener dentro de los cargos altos, sino como un peón de su imperio. No dejes que esto pase. 

9. ¿Traes nuevas ideas a la mesa? ¿Eres buen líder y presentas nuevos proyectos, o te mantienes en silencio en una esquina toda la junta? Es importante que estés seguro de que tus ideas valen tanto como las demás, que las expongas y que te veas pro activo, que la gente se de cuenta de que sabes lo que estás haciendo, y por lo mismo confíen en ti. Si tu no crees en ti, sin duda nadie lo hará. 

negocios-lider

10. ¿Tu presentación (física) ante el mundo es agradable? Es de suma importancia que tu presentación sea buena, (la que tu consideres buena) pero aunque sea limpia y profesional (de acuerdo al sector en el que labores). Pero para dar el paso de un ascenso necesitas que la gente te tome enserio, y no lo harán si tu presentación es desagradable para las personas que te rodean. Necesitas un look que grite desde tu entrada a la oficina: “¡Asciéndeme! Soy una pieza de suma importancia en tu equipo, no lo olvides.”

11. RECUERDA: Las personas exitosas siempre encuentran la manera de lograr hasta lo imposible. Por esto mismo piensa bien, ¿estás haciendo todo lo necesario para dar el paso hacía lo alto? Si no, intenta cambiar tu filosofía, nosotros te recomendamos: Vivir con el principio de que no resolver un problema NO es una opción. 

12. ¿Estás SIEMPRE disponible? Aunque éste es un tema que va más allá de lo laboral, la autora del libro nos recomienda ver un trabajo más que sólo eso, sino como una carrera a la cual le tenemos que dedicar todo nuestro tiempo. Éste consejo te da una teoría clave: Ser accesible te vuelve indispensable. ¡Piénsalo!

 

(Sofía Padilla)