La mujeres de la realeza siguen rompiendo paradigmas. Esta vez lo hicieron Lady Amelia Windsor, la princesa Olympia de Grecia, y Lady Kitty Spencer, quienes deslumbraron durante el desfile de Dolce & Gabbana Otoño-Invierno 2017.

Pasarela Dolce & Gabanna Otoño-Invierno 2017 Foto: amaneger.mx

No es un capricho de estas royals “BBB” (Beautiful, Blue Blooded and Blonded). En los últimos tiempos se han involucrado con el mundo de la moda y poco a poco ganan nombre como modelos.

Su elegancia, posición social y buen gusto, sin duda ayudan, aunque su principal mérito reside en que se han convertido en unas auténticas ídolos de masas.

Amelia, Olympia y Kitty ganan lugar en el mundo de la moda. Foto: www.vanitatis.elconfidencial.com

En sus perfiles de Instagram (su red social de referencia) acumulan, solo entre Lady Kitty Spencer (sobrina de Lady Di) y Olympia de Grecia (sobrina nieta de la reina Sofía de España) más de 150,000 seguidores igualando a celebrities del momento.

Ahora, además de ser las reinas para miles de adolescentes ávidas de tendencias, alcanzaron un gran anhelo en común: desfilar en una pasarela de Milán, una de las capitales de la moda. Y nada más y nada menos que mostrando lo nuevo de Dolce & Gabbana.

princesa Olympia de Grecia Foto: 3.bp.blogspot.com

La hija consentida de los príncipes herederos de Grecia desfiló con un outfit muy sexy: falda negra corta, unos botines y un top negro.

Lady Kitty Spencer Foto: images.mstarsnews.musictimes.com/

En cuanto a Lady Kitty, la hija mayor del conde Spencer (hermano de la fallecida princesa de Gales) desfiló con un vestido con transparencias y estampado de flores, además de portar  corona y aretes en forma de cruz plateados.

Lady Amelia Windsor Fuente: www.telegraph.co.uk

También con una impresionante corona en la cabeza y con el estilismo más espectacular, desfiló la más joven de las tres. Lady Amelia Windsor, quien a sus 21 años fue la que más deslumbró con un vestido negro con estampado floral en diferentes colores. Toda una princesa de las pasarelas.

(Por Pedro C. Baca)