¿Por qué no estás en este momento en la playa o caminando por un viñedo? Siempre la oficina, los pendientes, el estrés…

¿Sabías que relajar tu mente por unos días es benéfico para tu cerebro? No esperes más, cierra la computadora y huye de la oficina, él te lo agradecerá.

Estas son algunas razones por las que las vacaciones son esenciales para tu cerebro.

Tu cerebro necesita unas vacaciones.

1.- Una escapada te puede ayudar a despejar tu mente de todo el desorden de la vida diaria. Cuando estamos relajados, hay actividad notoria en partes del cerebro que se cree que están asociadas con el procesamiento de experiencias anteriores. Al reorganizar el cerebro, es más fácil crear nuevas ideas y soluciones para los problemas que puedes haber pasado por alto.

2.- Las hormonas relacionadas con el estrés pueden causar que los vasos sanguíneos se contraigan, elevando la presión arterial. Algunos estudios han demostrado que la falta de vacaciones puede generar un mayor riesgo de enfermedades coronarias y derrames cerebrales, y las escapadas frecuentes pueden reducir el riesgo de esos males.

3.- Es fácil perder la concentración cuando trabajas largas jornadas, y estas tienen un efecto negativo en el rendimiento cognitivo. Una idea es explorar destinos culturales para estimular la creatividad.

4.- La vida se ve mucho mejor después de un breve descanso, pues el sueño es mejor y hay un menor riesgo de depresión.

5.- Cuando tu cerebro está completamente relajado, asimila el conocimiento y la energía, mejorando y memorizando las nuevas habilidades que aprendió la semana anterior.

6.- Desafortunadamente no tenemos una reserva mental de energía, por lo que las vacaciones son esenciales para hacer que tu cerebro haga una recarga y sea feliz.

7.- Cuando no estamos trabajando activamente en una tarea, nuestro cerebro conecta y asimila las ideas actuales con el conocimiento previo. Esto crea nuevas ideas y soluciones para los problemas y mejora el rendimiento neuronal.

Aprovecha tus vacaciones este año. Toma un tiempo para permitir que tu mente y cuerpo se reparen, y descubre una mejor versión de ti mismo.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu