Chipilo, un enclave italiano en Puebla, es una hermosa población donde, además del español, se habla el véneto, antigua lengua que sólo sobrevive en dos regiones de la península itálica. Los primeros italianos llegaron al puerto de Veracruz con el vapor Atlántico el 19 de octubre de 1881 y luego fueron trasladados a la Colonia Manuel González, cercana a Huatusco, Veracruz. El 25 de septiembre de 1882, llegó el barco Atlántico, la última partida de estos colonos que fueron parte de un inmenso proyecto mexicano que fueron trasladados a Chipilo.

1.- La localidad pequeña y pintoresca está ubicada a 12 kilómetros al sur de la ciudad de Puebla, que continua con algunas tradiciones y costumbres de sus antepasados.

wpid-italian-deli-in-chipilo.jpg

 

 

2.- Chipilo logró conservar sus tradiciones y su lengua, y es curioso porque ahora algunos lingüistas italianos vienen a este lugar  a estudiar este dialecto que en Europa ya desapareció.

SVK0Wph

3.- Chipilo mira a la falda del Monte Grappa, mismo nombre del monte donde esta Segusiano, ciudad hermana de Chipilo en Italia.

11258311

4.- La parroquia Inmaculada Concepción es una hermosa edificación de un pueblo creyente.

11638680916_9f86812fb1_b

5.- Los gelatos (helados) son una tradición gracias a la familia Ranieri, que trajeron sus modos de preparar esos ricos postres.

INTERIOR DE LA PALETERÍA EL CARMEN, UNA EMPRESA CON TRADICIÓN EN PUEBLA.

6.- La gastronomía comprende quesos, vinos, mortadela, jamón y polenta.

1271491

 

7.- La fiesta de Dalla Befana recuerda una antigua leyenda de las regiones de los Abruzzos y Molise, según la cual la bruja rubia, bella y hermosamente ataviada regalaba dulces a los niños y bendecía a los adultos.

1DSC0050

Por (Alejandrina Aguirre Arvizu)