Si estas cansada de la ciudad y se te antoja poder hacer algo completamente diferente ya sea para relajarte o pasarla al aire libre, te recomendamos ir a Valle de Bravo, en donde podrás hacer ambas cosas ya sea con tus amigos o tu familia. A tan solo 1 hora y media de la ciudad, este pueblo mágico te ofrece una experiencia increíble.

Si quieres intentar algo un poco menos común en este pueblo, tienes que subir a la montaña y visitar la Stupa. ¿Qué es esto? Es un templo budista que se encuentra muy cerca de Valle. Para poder llegar tienes que irte por la carretera a Acatitlán e ir siguiendo los letreros con una gran Stupa dibujada.

Cuando llegas a este templo es impresionante, no se parece a nada de lo que hayas visto antes. Es bastante grande y blanco con colores únicamente en la entrada. El lugar es para meditar, cuando entras no hay nada más que cojines en el piso y un pequeño altar. Pero alrededor hay una jardín grande en donde a veces se puede acampar y un estacionamiento en donde tienes que dejar el coche.

Foto: Carolina Arellano S.

Esta es una actividad padre para llevar a cabo si estas en Valle de Bravo y quieres conocer algo diferente. Solo recuerda que es un lugar de autorreflexión así que deberías de ir con una actitud un poco más de meditación y no tanto de fiesta. Aquí puede entrar toda la familia menos tu mascota.

Recuerda llevarte ropa cómoda porque tendrás que estar un rato en el coche y luego en el bosque, así que unos buenos jeans y tenis son tu mejor opción. Igual trata de llevar una camisa de manga larga porque en la parte de adentro se puede llegar a hacer frío.

No se pierdan la oportunidad de entrar a un mundo nuevo visitando la Gran Stupa Bon.

(Carolina Arellano S.) 

TE PUEDE INTERESAR