Vanessa Ponce de León ha hecho historia. Acaba de convertirse en la primera mexicana en coronarse Miss Mundo, el certamen internacional de belleza femenina más longevo y concurrido del planeta.

“No soy la mujer más bella, pero sí una mujer muy atractiva”, ha comentado la nueva Miss Mundo. Foto: Miss Mexico Organization.

De la nueva reina de la belleza mundial es bien conocido que nació hace 26 años en la Ciudad de México y que tiene tanto una exitosa carrera en el mundo del modelaje, como un interés genuino por el altruismo, pero hay más.

Foto: AFP

A continuación algunos detalles que para conocerla mejor:

Su nombre completo es Vanessa Ponce de León Sánchez y nació un 7 de marzo, su signo zodiacal es Piscis.

Estudió Comercio Internacional y tiene un diplomado en Derechos Humanos.

Foto: Miss Mexico Organization.

En 2014 su carrera en el modelaje dio un paso trascendental al ganar el certamen Mexico’s Next Top Model.

Foto: Miss Mexico Organization.

Tiempo después ocurrió un cambio en su vida, deseosa de enriquecerla, cambió las zapatillas por las botas de trabajo para hacer labor comunitaria en comunidades rurales de Guanajuato, donde radica desde su niñez.

Foto: Miss Mexico Organization.

Vanessa ha colaborado en un centro de rehabilitación para mujeres llamado “Migrantes en el Camino”, y ha sido oradora en charlas motivacionales en el Instituto Nacional de la Juventud.

Se interesó por competir en Miss Mundo por el lema de este certamen “Belleza con propósito” y su interés en promover a jóvenes guapas involucradas con causas altruistas.

Foto: Miss Mexico Organization.

Después de ganar el certamen Miss México, celebrado el pasado mayo en Sonora, decidió presentarse en Miss Mundo, efectuado en China, con el Proyecto Na’ Valí (“Niño” en mixteco) .

Na’ Valí desarrolla programas de alimentación, servicios médicos, educación y asesoría legal para niños hijos de migrantes oaxaqueños y guerrerenses que trabajan en los campos de Guanajuato.

Foto: Miss Mexico Organization.

El proyecto de Vanessa conmovió al jurado del Miss Mundo, quizá tanto como su speech final en la gala del certamen.

Reiteró entonces todos podemos ser altruistas “porque siempre hay algo con el que se puede ayudar al prójimo, desde una sonrisa y una palabra, hasta alguna actividad, a veces muy simple, pero que siempre enriquece el alma de quien la realiza”.

Vanessa Ponce de León se impuso a otras 117 delegadas de otras tantas naciones.

Foto: AFP

Ahora, la nueva reina de la belleza mundial, fanática del buceo y el voleibol, tendrá un año para difundir esta causa altruista en distintas partes del planeta.

Por Pedro C. Baca