Si no te has decidido a salir de vacaciones por no poder dejar a tu perro o gato en una pensión –ya sea porque sientes feo dejarlos tanto tiempo o porque en esos establecimientos te cobran un ojo de la cara– debes saber que cada vez más aerolíneas, hoteles, yates y autobuses que cuentan con servicios de transporte de animales.

Esa es la buena noticia, la mala es que suele haber requisitos estrictos: si quieres llevar a tu mascota contigo, en la cabina y no en la panza del avión, en el maletero del camión o en una zona especial del barco, tu mascota no debe exceder cierta talla y peso, que suele ser  hasta nueve kilos. Si es más grande, podría ir en la bodega o en el compartimento de carga.

Otro detalle si el viaje es en avión: la mayoría de las aerolíneas cobran un cargo que, dependiendo dónde vayas, oscila entre 100 y 400 dólares. Los autobuses suelen no cobrar extra, sólo tienes que dar aviso, pero debes de considerar que los animales no pueden ir en cabina, sino en los maleteros, y en su respectivo kennel o jaula. Ni modo. 

Otra cosa, importantísima: sobre todo para los vuelos –y más en los internacionales– te pedirán cartilla de vacunación, desparasitación y certificado de sanidad animal.

Si cumples con esas condiciones, podemos seguir adelante en la búsqueda de paseos con tu pequeño amigo.

 

 

Algunas recomendaciones generales que vale la pena que tomes en cuenta:

Si te vas a hospedar en el algún hotel, más vale que confirmes directamente si tienen prácticas y filosofía pet friendly. Mucho ojo: algunos establecimientos no dicen que lo son, aunque en realidad sí permitan tener animales. La razón es que si lo anuncian, temen que varios huéspedes lleven a sus mascotas y los ladridos incomoden a los demás clientes. Confirmar directamente es la solución.

Si son estancias abiertas, con cabañas o caballerizas, tener a tus mascotas suele ser más fácil, aunque debes cerciorarte si hay zonas restringidas como suelen ser los spas, las playas o las albercas. Hazlo para que no te lleves sorpresas y evites malos entendidos.

Si tu mascota debe ir en el maletero o en la panza del avión, comprueba que su kennel o jaula esté en óptimas condiciones. No querrás imaginar lo que sufrirá si se sale y anda deambulando por ahí. Ten mucha precaución con eso.

Para ese viaje y por su seguridad en general, ponle un microchip de localización. Si se echa a correr o desaparece repentinamente, podrás ubicarlo con rapidez.

Antes del viaje acostumbra a tu animal al contenedor. Un viaje corto en carro dentro de su jaula o kennel lo ayudará a aclimatarse.

No le des de comer o beber justo antes del viaje.

En caso de que sea un viaje en autobús y hace paradas, pide que te permitan sacar a tu mascota, para que descanse del contenedor y para que tome un poco de aire y agua (lleva tu propia agua). Hay que evitar la neurosis del animalito ocasionada por el encierro como la deshidratación.

Baña o limpia perfectamente a tu mascota antes del viaje. Si huele mal o está sucio no te dejarán llevarlo, sea que viaje contigo o en la bodega.

El kennel, jaula o bolsa deben tener un piso absorbente y ventilación adecuada.

Si va contigo en la cabina del avión, ten en cuenta que no está permitido que la saques de su contenedor de plástico rígido. La jaula estará siempre frente a ti, en el piso.

 

Te describimos algunas de las aerolíneas pet friendly:

De las mexicanas, Aeroméxico permite el traslado de perros y gatos en vuelos de menos de seis horas, en clase turista, que no exceda los nueve kilos, sólo una mascota por pasajero y éste no puede ser menor de edad. Tampoco son aceptados los cachorros muy pequeños. Perros, gatos o gallos entre 10 y 45 kilos, irán en el compartimento de carga.

En Volaris se permiten dos mascotas por cliente y si tu mascota no cumple con los requisitos (semejantes a los ya mencioinados), tendrás que documentarla y viajará en el compartimento de carga.

En Interjet sólo podrás viajar en cabina con perros y gatos de no más de cinco kilos y 25 centímetros de alzada. Su contenedor deberá ser de 40 x 30 x 25 cm. También permite la transportación de animales de servicio como perros guía o de apoyo emocional.

Otras líneas aéreas de Latinoamérica como la brasileña Tam, la panameña Copa o la colombiana Avianca cuentan con estos servicios, y por supuesto otras como la estadounidense American Airlines, la española Iberia, la holandesa KLM, la gala Airfrance o la alemana Lufthansa tienen sus propias políticas de inclusión animal.

Lo más recomendable es que cheques muy bien en cada caso, viajes como viajes y te hospedes donde decidas. Consulta las políticas por internet o llama por teléfono para tener absoluta certeza y disfrutes tus vacaciones con ese otro miembro de tu familia.

(Por JRH)