Las sugerencias de un experto sommelier te ayudarán a decidir lo mejor.

Todos, al menos una vez en la vida, nos hemos visto en la necesidad de acudir o de organizar una comida o cena para una ocasión muy relevante, donde es importante proyectar una imagen de solvencia –no sólo económica, sino también de carácter–, experiencia y conocimiento de ciertas cuestiones básicas. Tales eventos sociales requieren que tomes en cuenta aspectos como los que enuncia nuestro experto sommelier a la siguiente pregunta: ¿qué vino debo elegir para quedar bien con personas de paladar exigente?

Hablamos de situaciones como estas: invitaste a cenar o acudirás a la cita con tu jefe, o con un cliente, o quedaste con familiares que no ves hace mucho tiempo, o reúnes contactos para anunciar un logro laboral, o te toca organizar una celebración muy significativa, por no mencionar (qué nervios) una pedida de mano o el cumpleaños de los suegros. Sabes a qué nos referimos.

Planteamos este tipo de escenarios al sommelier Mauricio Millán, de Monte Xanic, una de las más importantes casas vinícolas de México, quien recomienda a la comunidad de ACTUAL estos puntos para tomar la mejor elección respecto de cuál vino comprar:

1. Debes saber que se servirá como platillo principal, esa será la base de tu decisión.

2. Si conoces cuál es la predilección de tu o tus acompañantes por alguna uva, país, región o tipo de vino, de ahí podría partir tu inspiración para escoger.

3. Si ignoras ambas cosas, es decir, lo que se comerá y las predilecciones ajenas, Millán recomienda: “Lo más seguro es llevar una botella de Champagne (pero que sea verdaderamente de Champagne, Francia, pues suele haber ‘Champagne’ de California o de Argentina). Elige Brut, el sabor más universal, vino que es considerado por muchos –conocedores y no tanto– un vino que se adapta perfecto a todas las circunstancias de degustación”. Quedarás bien con esa opción porque la gente percibe a esta bebida como símbolo de celebración y sinónimo de elegancia y buen gusto. Nadie le hace el feo a un Champagne.

4. Si se te hace muy pretenciosa la champaña, entonces escoge un tinto. Pero asegúrate de que tenga por lo menos añejamiento de 12 o más meses en barrica, y que su año no sea inferior al 2010. Su precio rondará los 400 pesos o más. “Nuestra líneas Monte Xanic entra en esa categoría”, dice, aprovechando, nuestro sommelier.

5. Si tu presupuesto supera los 500 pesos, acude a una tienda de vinos y busca los que tengan algún reconocimiento de una revista especializada, un buen comentario de un crítico de vino o alguna medalla de concurso. Ello te garantiza que encontrarás un buen nivel de calidad. (Y además, si mencionas ese dato a tu audiencia, atraerá su confianza. Máxime si elegiste una edición limitada.)

¿Ves? No resulta tan difícil. En caso de seguir una o más de estas recomendaciones podrás enfrentar con tranquilidad cualquier situación. ¡Salud y suerte!

(Por JR)

TE PUEDE INTERESAR