¿Alguna vez has escuchado la frase “ Vístete para el trabajo que deseas, no para el que tienes”? Bueno pues déjame decirte que esa frase tiene mucho de cierto. No solamente en cuestiones laborales, sino que también es algo aplicable en otros aspectos de la vida.

Dar la apariencia correcta va más allá de ser un punto superficial, pues hacerlo puede colocarte en el lugar que quieres estar y hacerte sentir y creer lo que más deseas ser.  Y no nos referimos a vestir fuera de lugar o de manera exagerada, sino, a que simplemente empieces a darle más importancia a encaminar tu estilo hacia dónde deseas llegar.

Sigue estos sencillos pasos, considéralos al momento de vestir y ¡prepárate para triunfar!

Foto: Alexandru Zdrobău

 

1.Identifica claramente qué es lo que deseas proyectar y cómo deseas que la gente te perciba para después aplicarlo en el estilo que le imprimes a tu vestimenta

2.Viste impecable cuidando siempre cada detalle : que tu ropa esté limpia, planchada etc.

3.Adóptalo como un hábito constante y no lo dejes sólo como algo para ocasiones especiales. Así lograrás que sea un rasgo característico de tu persona.

4.No necesitas gastar gran cantidad de dinero en ropa y accesorios de marca. Basta con que pongas cuidado en la calidad de las prendas y la forma en la que las combinas.

5. No importando el estilo que desees proyectar, siempre hazlo con mucha seguridad. La actitud se nota hasta de lejos.

(Por Elizabeth Almazán)

TE PUEDE INTERESAR