La activista sabe que los únicos protagonistas deben ser los miembros del sector salud que luchan contra el COVID-19. Llama a los jóvenes a ser responsables ante la situación global.


La activista mediombiental decidió aislarse voluntariamente desde hace dos semanas luego de haber viajado a Europa Central en un departamento prestado lejos de su madre y hermana ya que desde hace días dijo haber empezado a sentir algunos síntomas del COVID-19: cansancio, escalofríos, dolor de garganta y tos, los mismos que su papá presentó, aunque más severos, luego de haber viajado con ella a Bruselas.

A través de su cuenta de Instagram @gretathunberg explicó que ella aún no se hace la prueba para detectar COVID-19 ya que en Suecia no se realizan a menos que se necesite tratamiento médico urgente, mientras que aquellos que presenten síntomas controlables deben permanecer en sus hogares y aplicar el distanciamiento social.

Los síntomas que Greta presentó fueron muy leves y por eso recalcó la importancia de la responsabilidad social que los jóvenes tienen ante esta situación, debido a que, al ser ellos quienes experimentan menos síntomas, pueden no estar completamente conscientes de que portan el virus, sin embargo, la probabilidad de contagio permanece. Quedarnos en nuestras casas es nuestro deber para proteger también a los más vulnerables, dice. 

Por último, invitó a que nos cuidemos entre todos y ayudar a los que más lo necesiten.

Por Eugenia García

Foto: https://www.instagram.com/p/B-HwpQkJqrc/?igshid=170wrk1evyrpn