Durante los días de aislamiento expertos recomiendan aprovechar el tiempo para fortalecer el sistema inmunológico. A continuación algunos consejos.

Bonnie Baker, directora de Satteva, consultoría especializada el bienestar y la salud, nos otorga 10 consejos prácticos.

1.- Alimentación balanceada

Opta por una dieta rica en probióticos y con una dosis extra de antioxidantes (que se encuentran en vegetales verdes), vitaminas y minerales.

2.- Medita en el aquí y ahora

Céntrate en el presente a partir de la capacidad de enfocarte en el instante es una técnica de meditación con un tremendo poder curativo.

3.- Conexión con la naturaleza

Una de las actividades más relajantes para el cuerpo y mente es recostarse en piso, contemplar el cielo, una flor o el paisaje.

4.- Tomar el sol

Exponerse a los rayos del sol durante unos 10 minutos al día, sin fines de bronceado, ayuda a absorber mejor los nutrientes y estimula la producción de Vitamina D, que reduce las infecciones de las vías respiratorias y ayuda al sistema inmunológico además de liberar endorfinas.

5.- Respiración

A través de la respiración se purifica y fortalece el sistema respiratorio, también se calma el sistema nervioso y aumenta la oxigenación del cerebro. Una inhalación lenta y consciente tiene un efecto inmediato sobre cuerpo y mente, reduciendo la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea al estimular el nervio vago, que va desde el cuello hasta el abdomen y se encarga de desactivar el reflejo de «lucha o huida» y activar la relajación.

6.- Disfruta de los aromas

Los aceites esenciales son creados de los metabolitos secundarios volátiles, causantes del olor y sabor de las plantas. Estas sustancias tienen beneficios antimicrobianos, antivirales y antisépticos a partir de la inhalación o de absorción tópica.

7.- Baño de vapor aromático

Las inhalaciones de vapor, en inhalaciones directas en casa, son ampliamente purificantes y fortalecedoras del sistema respiratorio. Se puede agregar al vapor aromas como eucalipto, lavanda, menta, árbol de té o tomillo, para relajar.

8.- Ejercicio y baile

Cualquier tipo de actividad física es positiva para el bienestar integral, para liberar tensión y eliminar toxinas. En especial la danza estimula la liberación de dopamina, norepinefrina y serotonina; al igual los ejercicios de equilibrio y resistencia causan una conexión entre el cuerpo y el cerebro que establece una mayor conciencia.

9.- Visualiza un futuro saludable

Decretar desde la conciencia «Yo Soy» imaginando la perfección de nuestro cuerpo y la defensa contra todos los pensamientos negativos. Mantener la mente libre de miedo y dudas ordena tu «Aliado / Ángel o ‘animal de poder » Para defenderte de cualquier interferencia externa y mantener la frecuencia cardíaca elevada, con alegría y vitalidad, sin temor y con confianza en el espíritu de vida.

10.- Cantar y terapia de sonido

Los beneficios curativos de cantar incluyen la liberación emocional y sintonizan la energía del cuerpo. La terapia de sonido es efectiva para la relajación y es una forma de moverse a través de los bloqueos del cuerpo.

Bonnie Baker, directora de Satteva, quien cuenta con 20 años de experiencia en la industrial del bienestar y la salud,  asegura que con las pequeñas acciones como estas no sólo mejoraremos nuestra salud física y emocional y se favorecerá la creación de una conexión entre seres humanos y con el planeta.

Foto: Andrea Piacquadio Pexels

Infografía: cortesía Satteva