Estás feliz porque una nueva mascota ha llegado a tu vida, pero al mismo tiempo te angustia porque se trata de un cachorrito y quieres asegurarte que la estás cuidando bien.

¿Qué hacer?

Primero, no pierdas la sonrisa, mantente en calma y sigue los tips que veterinarios y criadores de animales de compañía recomiendan para estos casos:

1.- Todos en casa deben estar conscientes de que hay un nuevo integrante en la familia:

Es recomendable que cada habitante de la casa, incluso los niños, asuman alguna tarea para garantizar el bienestar del recién llegado.

Si vives sola debes tener en mente que toda la responsabilidad recae sobre ti, no te preocupes, simplemente reorganiza tu agenda.

2.- Acondiciona un lugar para que el cachorro pueda descansar cuando lo requiera:

El lugar elegido debe estar protegido siempre de las inclemencias del clima y de muebles que puedan convertirse en una trampa para tu cuadrúpedo.

3.- Indica al cachorrito el lugar donde debe hacer sus necesidades:

El proceso lleva su tiempo, no te desesperes, tu veterinario y amigos con perros bien educados pueden auxiliarte con algunas técnicas y trucos.

4.-Ten agua fresca y limpia a su disposición, y los juguetes indicados para su tamaño:

Así se divertirá con sus juguetes y no con los muebles del hogar o con tus zapatos.

5.- Establece un calendario de visitas al veterinario:

Llévalo al veterinario para que monitoree su salud, lo desparasite y establezca su plan de vacunas que puede variar según la zona del país donde habites.

6.-  Conserva a la mano el carnet de vacunación:

El documento es clave para recordar las fechas en su seguimiento médico.

7.- Alimentación adecuada para su edad, estilo de vida y raza:

Toma en cuenta que los perros de razas pequeñas necesitan alimento para cachorros hasta los 12 meses, los perros medianos hasta los 15 meses y los perros grandes hasta los 18 meses, pues su crecimiento toma más tiempo.

8.- Horarios de comida:

La frecuencia de las comidas debe ser de 3 veces al día entre los 2 y 8 meses, siempre en los mismos horarios y con un espacio de 20 minutos en cada ocasión para que deguste sus croquetas.

A partir de los 8 meses puedes empezar a darle comida 2 veces al día y, a la edad recomendada, hacer la transición al horario de adultos.

9.- Paseos y diversiones:

Paséalo al menos 3 veces a la semana durante 20 minutos, y complementa esta rutina con salidas breves. En todo momento escoge horas de poco sol, recuerda que el asfalto puede estar ardiendo a medio día y quemar las patitas de tu cuadrúpedo.

No lo sometas a paseos largos a cachorros porque se cansan más fácil, y no lo hagas correr inmediatamente después de haber comido porque le provocarás problemas digestivos.

10.- Cuidados estéticos:

Es recomendable bañarlo una vez al mes. Usa agua tibia y champú o jabón especiales para perros, para proteger su pelo delicado.

Si tu cachorrito tiene pelo largo, péinalo cada tres días para que no se le enrede; y si tiene pelo corto, con peinarlo una vez basta y sobra.

(Por Pedro C. Baca)