Para esta época navideña seguramente ya estás preparando tu itinerario para tus ansiadas vacaciones. Si eres de las personas que usan protector solar sólo en verano, ¡piénsalo dos veces! ya que hoy en día vivimos en un planeta afectado por el calentamiento global y, los rayos del sol afectan a nuestra piel de muchas formas.

Los amantes de la nieve y los deportes de invierno deben extremar las precauciones en la protección solar, ya que en las montañas nevadas se combinan tres factores que inciden de forma agresiva en la piel: la radiación solar, la radiación reflejada en la nieve y la altitud.



¿Qué pasa en la nieve?



https://pixabay.com/es/

La piel, durante los deportes de nieve, estará expuesta al 100% de la radiación que incida directamente sobre ella, al 80% de esa radiación reflejada en la nieve y, por ejemplo el 20% correspondiente a la altura de la estación de esquí.

Por eso, a diario pero sobre todo cuando practiquemos deportes en la nieve, es necesario emplear productos con filtro solar y cualidades específicas que aseguren la protección y el mantenimiento de la hidratación cutánea.

Pero, ¿Por qué es tan importante protegernos del sol de invierno?

Evita el cáncer de piel

Primero, por las posibles enfermedades de la piel, ya que al estar mucho tiempo expuesto a los rayos UV, la gente se vuelve propensa al cáncer de piel que es el crecimiento anormal de células cutáneas y comienza a manifestarse en zonas de la piel mayormente expuestas como el cuero cabelludo, rostro, orejas, cuello, brazos y manos.

¡Evita las manchas!

Al exponerte al sol sin algún protector solar, es probable que aparezcan en tu piel manchas blancuzcas que quizás no son alarmantes, pero sí afectan la estética de tu piel.

Te protege los ojos



https://pixabay.com/es/

La protección ocular también es fundamental ya que las radiaciones solares son nocivas para los ojos, y más en la nieve.

El primer requisito de unos lentes de sol es que posean el filtro solar, que impide la llegada al ojo de las radiaciones nocivas. Si las gafas no disponen de los filtros adecuados pueden provocar dolores de cabeza, conjuntivitis y fotofobias que aparecen al cabo de los años y en muchos casos lo hacen de forma irreversible.

Así que, si quieres retrasar las huellas de la edad por un largo tiempo, evitar el cáncer de piel y cuidar tus ojos mejor aplica protector solar y unos lentes adecuados con los mejores productos.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu