Cuando comenzamos a ejercitarnos es muy común que no pongamos atención en todas aquellas cosas que hacemos después de entrenar, pero es muy importante que comencemos a hacerlo ya que esos hábitos serán los que nos lleven a obtener mejores resultados.

Bebe Agua

Este punto es el más importante ya que al mantener tu cuerpo hidratado quemas más grasas durante el día, así que recupérate bebiendo un litro de agua después de tu entrenamiento.

Estírate

Realizar estiramientos previene lesiones y te hace más flexible, también estos ejercicios añaden un boost  y te hacen sentir con mucha más energía.

Enfría

Nuestras vidas son tan ocupadas que solemos pasar de una actividad a otra sin pensarlo. Pero es muy importante que no te saltes este paso ya que debemos reducir el ritmo cardiaco después de un fuerte entrenamiento. Enfriar ayuda a prevenir la acumulación de sangre en las venas y  reducir el dolor muscular.

Come saludable

Comer una mezcla equilibrada de carbohidratos y proteínas es ideal para la recuperación muscular , e incluso si no tienes hambre  puedes  optar por un aperitivo para mantener su cuerpo bien nutrido.

Duerme bien

Dormir bien no sólo ayuda a sentirse alerta y concentrado , permite al cuerpo  sanar y repararse a sí mismo por la noche, así que tomando las medidas adecuadas después de  entrenar,  puede ayudar a mejorar la recuperación muscular e incluso que se nos facilite la realización de ejercicios futuros .