1. Abusar de los excesos

Si algo es bien sabido, es que cualquier exceso es malo. ¡Evítalo! No abuses de gran cantidad de accesorios, estampados o colores. Procura mantener siempre un equilibrio pues construirán el look perfecto.

2.Elegir ropa de la talla equivocada

Ni más grande, ni más pequeña. Elegir la talla adecuada hará que tu figura luzca más estilizada y te evitará pasar momentos incomodos.

3. Comprar algo solo porque está de moda o de oferta

No compres por comprar. Siempre analiza que cada pieza que adquieres vaya de acorde con tu estilo, tipo de cuerpo y rutinas diarias. Evitarás comprar piezas que solo terminarán arrumbadas al fondo de tu clóset.

4. Ropa interior equivocada

Para cada tipo de prenda existen diferentes diseños de ropa interior lo cual evitará que se transparente o se marque en tu ropa.

5. No vestir de acuerdo a tu edad

La clave para vestir con estilo es aceptar cada etapa que estamos viviendo y el tipo de rutina que llevamos. Evíta lucir mayor de lo que realmente eres o verte demasiado infantil comprando en el área y tiendas que te corresponden.

 

Por Elizabeth Almazán