Estos  factores (que creías inofensivos) podrían ser los culpables de hacerte subir de peso.

 

Muchas veces nos pasa que hacemos dietas o vamos al gym y aún así vemos como los números de la báscula aumentan todas las semanas. Esto nos pasa porque pensamos que nuestro estilo de vida no influye en nuestro peso. Lo bueno es que si cambiamos estos pequeños hábitos vamos a poder empezar a ver como bajan los números de la báscula.

El estrés:

Cuando eres muy estresado es más común que sufras de sobrepeso ya que se elevan los niveles de cortisol el cual te hace más propenso a acumular grasa en el cuerpo.

El tráfico:

Aunque no lo creas, el vivir lejos de la escuela o el trabajo afecta mucho tu peso. Esto pasa porque te quita tiempo para ser activo e ir al gym o a lo mejor solo para hacer algo en donde tu cuerpo esté moviéndose.

La edad:

Este factor no es un hábito, sin embargo tiene un gran afecto en el peso de una persona. Entre más grande eres más lento se convierte tu metabolismo. Para que no veas un cambio radical en tu figura, lo que tienes que hacer es más ejercicio y comer menos comida chatarra.

No dormir: 

Cuando sufres de insomnio o simplemente no duermes por tener que trabajar, estás lastimando tu metabolismo. Esto provoca que se haga más lento y por lo tanto que no puedas procesar bien toda la comida.

Saltarse comidas: 

Realmente es muy malo saltarse comidas y más cuando tu cuerpo te está pidiendo que lo alimentes. Al no recibir comida durante mucho tiempo, tu cuerpo no sabe cuando volverá a ser alimentado, por lo que absorbe todo, hasta la grasa.