Si ya sigues estos mandamientos sigue así, te aseguro que tienes una piel de ensueño; pero si aún no los implementas ¡hoy puede ser un excelente día para empezar!

 

Si eres adicta al mundo beauty, entonces sabrás que tenemos mandamientos que cumplir al pie de la letra, casi como receta médica. Te digo esto porque, al establecer rutinas o hábitos que nos funcionan para ciertas cosas en específico, tendemos a seguirlas por siempre.

Por esta razón, te presento las cinco reglas de oro que TODAS deberían estar haciendo día con día, para mejorar su piel y vida en general:

 

 

1. Limpia tu rostro con un producto especializado

¿Te lavas la cara con un jabón especial para la misma o usas el de la ducha? Si tu respuesta fue la segunda deberías de reconsiderarlo. ¡Tan sólo imagina en todos los lados donde ha estado ese jabón absorbiendo bacterias e infecciones! … ahora piensa que eso es justo lo que aplicas en tu cara. Nada agradable, ¿cierto?  Por ello es primordial que tengas un jabón especialmente formulado para tu rostro, específicamente para tu tipo de piel. ¡Créeme cuando te digo que tu día empezará de una mejor manera!

 

2. NUNCA dejes pasar la hora del desayuno

Si lo haces, los procesos de digestión en tú sistema pueden llegar a pensar que deben almacenar energía para poder funcionar, misma que se traduce en acumulación de grasa extra,  por ello no debes pasar más de 45 minutos justo después de haber puesto un pie fuera de la cama, sin probar alimento alguno. ¡Un bowl de fruta o un smoothie cargado de energía pueden ser perfectos para evitar el ayuno!

 

 

3. Evitar estarte tocando el rostro

Por mucha ansiedad que te provoque ese granito que te salió justo el día más importante de tu vida, ¡sólo déjalo ser! NO debes tocarlo a lo largo del día ni en ningún momento si lo que quieres es que desaparezca a la brevedad. ¿Sabías que al tocar tu rostro, todas las bacterias que almacenamos en las manos las pasamos a nuestra piel? ¡Mejor aplica un producto de rápida acción para secarlo lo más rápido que se pueda y deja que este haga su magia!

 

4. No te vayas a la cama sin haber limpiado tu rostro

No importa si llegas a casa a las 8:00 de la noche o bien de la mañana siguiente, antes de tocar tu cama, debes sí o sí quitar cualquier rastro de maquillaje y suciedad en tu piel, para que respire y le des ventaja antiedad. Este debe convertirse en tu paso más importante dentro de tu rutina de skincare, pues es primordial que nos vayamos a dormir con la cara limpia para no amanecer con diez años más de vida en tan sólo una noche.

 

5. ¡Duerme lo suficiente!

Si te preguntaran que cuáles son tus hobbies, seguro uno de ellos es dormir (¿y de quién no?), por ello es súper importante que trates de descansar mínimo siete horas para que tu piel amanezca fresca, radiante y sin tensión alguna, además de que en este tiempo, tu piel se encarga de recargarse de hidratación y de recuperarse de la pesada rutina que llevamos a lo largo del día. ¡Así que ya sabes, no hay mal que tú sueño no repare! 

 

 

Por Montserrat Salazar Hernández