Es posible sobrellevar y superar la depresión navideña. Lo importante es no dejarla pasar.

Depresión navideña, depresión blanca, blues de la Navidad, etcétera.

La tristeza que afecta a muchas personas por las fiestas navideñas tiene muchos nombres.

Es un trastorno frecuente que todos sentimos un año u otro, y algunos con frecuencia.

La depresión navideña es un trastorno frecuente. Crédito: Pixabay

En Navidad suele estar acompañada de alegría y celebración, sin embargo, no todos tienen ese espíritu festivo.

Por el contrario le temen a esta época del año porque les despierta cierta tristeza, melancolía y se acentúa la ansiedad.

«A muchas personas la temporada les despierta un estado de ánimo melancólico, que surge en las fiestas decembrinas y les impide disfrutar la época», sostiene la psiquiatra Jaqueline Cortés Morelos, vicepresidenta de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

La depresión navideña, también conocida como depresión blanca de Navidad o depresión estacional, la cual, por cierto, no aparece en ningún manual de clafisicación de enfermedades mentales.

No obstante existe y afecta no sólo a pacientes psiquiátricos sino que puede presentarse en cualquier persona durante la temporada invernal, durante la cual los cambios de luz solar interfieren en la emisión de las sustancias reguladoras del estado de ánimo y el sueño.

Consejos para aliviar la depresión navideña. Crédito: Unsplash

Tips para aliviar la depresión navideña

1.- Come de todo, pero con calma.

2.- Descansa, duerme siesta, desvélate, pero en la medida de lo posible de trata desordenar lo menos posible la rutina de sueño.

3.- Practica la activación física. Los neurotransmisores y hormonas que se liberan con el ejercicio son una de las mejores defensas que podemos activar contra de la depresión navideña.

4.- Haz un presupuesto. Cuida tu tarjeta de crédito de las compras impulsivas.

5.- El fin de año no obliga a estar «feliz». Si no te sientes como para escuchar Jingle bells 30 veces seguidas, será momento de reconocer las emociones.

Si te encuentras muy triste, enojada e irritable, habla con un familiar o amigo y pide consejo médico.

Fuente: Neuropsiquiatra Edilberto Peña de León

Por Alejandrina Aguirre Arvizu