Durante el 2020 han cambiado muchas cosas, como bien lo sabes. Hasta ahora, son pocos los países que lentamente tratan de regresar a la normalidad después de haber sido asolados por el coronavirus (que causa COVID-19), y en lo que respecta a México y prácticamente toda América del Norte y del Sur aún están adoptando medidas de distanciamiento social pues se encuentran en los picos de la pandemia.

Esta situación tomó por sorpresa al planeta, en la mayoría de los países se tuvo que declarar una cuarentena y todos nos quedamos en casa.

Guardar cuarentena es común para recuperarse después de someterse a alguna operación o cuando se tiene alguna enfermedad contagiosa –como la varicela– pero hoy el contagio se convirtió en pandemia y obligó a gran parte de la población mundial a mantener un distanciamiento social, guardando una cuarentena obligatoria.

Aunque no todos nos encontramos enfermos, el distanciamiento es para evitar el contagio de la enfermedad COVID-19 y que los sistemas de salud no se vean colapsados por la demanda de atención.

La gran mayoría de las personas nunca habíamos vivido algo parecido. Recientemente se ha descubierto que esta nueva enfermedad es hasta cuatro veces más peligrosa que la influenza A H1N1, que también provocó una crisis en el año 2009, por ello, en esta ocasión las medidas que se han tenido que tomar han sido más drásticas, generando miedo y estrés en la población.

Para que estas medidas no te afecten tanto,  te damos cinco consejos para mantenerte saludable durante la cuarentena.

Obedece siempre las indicaciones de las autoridades

Este debe ser el principal consejo. Para mantener la salud es importante obedecer todas las indicaciones de las autoridades sanitarias, tales como el lavado frecuente de manos, el uso de tapabocas en todo momento cuando salimos a la calle, limpiar y desinfectar nuestras áreas comunes y de trabajo, no tocarnos los ojos, boca o nariz si no hemos lavado antes nuestras manos, además de respetar la sana distancia.

Tener una buena hidratación

Para mantener nuestro sistema inmune sano, es necesario dotarlo de los elementos necesarios, como por ejemplo el agua. No bebas jugos, aguas azucaradas o sodas, pues estos no tienen los mismos beneficios que el agua natural. Beber agua ayudará a nuestro sistema digestivo e incluso respiratorio, pues mantendrá hidratados boca, nariz y garganta.

Es una buena idea contar con alguno de los purificadores de agua que hay en el mercado, en este punto, cabe destacar el servicio de bebbia.com. Mediante el pago de una membresía mensual que va desde los 199 pesos, el usuario podrá disfrutar de agua pura con la comodidad de sólo abrir la llave de la tarja.

Bebbia cuenta con una gran variedad de purificadores que van desde el carbón activado y la plata coloidal, hasta purificadores alcalinizadores y de ósmosis inversa para garantizar la mejor calidad de agua posible (además, el mantenimiento se hace sin falta cada seis meses sin ningún cargo extra).

Llevar una buena alimentación

Además de tomar las cantidades correctas de agua pura, es necesario tener una buena alimentación. Comer una gran variedad de frutas y verduras, así como grasas buenas, como la del aguacate, y evitar en lo posible todo alimento que contenga grasas saturadas o grandes cantidades de azúcares, nos permite tener armas contra patógenos como virus o bacterias.

Realizar actividad física

Aunque estemos en nuestras casas, es posible realizar actividad física, date un tiempo para realizar ejercicios de bajo impacto, puedes ser subir y bajar algunos escalones, hacer algunas flexiones, yoga, etc.

No dejar la actividad física hará que te sientas menos ansioso y puedas descansar mejor al momento de dormir, además, ayudará a mejorar tu salud física y mental.

Mantener la calma

Este es un punto que no se toca en muchas ocasiones, sin embargo, no por ello deja de ser importante; el mantener la calma tiene que ver con evitar la sugestión, es decir, hay que seguir todas las indicaciones de las autoridades sanitarias, pero no caer en el miedo. Es necesario tomar esta pandemia con madurez y calma. Mantenerse en un estado constante de estrés y ansiedad repercutirá de manera negativa en nuestro cuerpo en algún momento, por ello, acude a especialistas cuando sientas una ansiedad desmedida y busca técnicas en casa para relajarte.