¡No podemos negarlo! Estos principes que saltaron de los dibujos animados a personajes de carne y hueso, sin duda, nos enamoraron.

Dan Stevens

Fue el último en unirse a la familia de príncipes «live action». Esto de la mano de Emma Watson en Bella y Bestia.

Armie Hammer

El galán que trabajó junto a Johnny Depp en El llanero solitario, se convirtió en el príncipe encantador de Blancanieves junto a Lily Collins en Espejito, espejito.

Richard Madden

El príncipe azul de Cenicienta en su versión live action, fue nada menos que el guapo Richard Madden.

Brenton Thwaites

El joven actor se convirtió en el príncipe Felipe de La bella durmiente, en la nueva versión protagonizada por Angelina Jolie, en el papel de Malefica.

James Marsden

Dio vida al príncipe Edward de Encantada, junto a Amy Adams en el papel de la princesa Giselle.

Sam Claflin

Fue el encargado de dar vida al príncipe de Blancanieves y el cazador. En esta compartió créditos junto a Kristen Stewart.