Un perro de edad avanzada tiene unos requerimientos especiales que debes tener presente para mantener su calidad de vida.

Queremos que nuestra mascota viva para siempre, pero como cualquier otro ser vivo cumple un ciclo de vida que incluye el envejecimiento.

Para entonces, nuestro cuadrúpedo favorito empieza a deteriorarse.

Huesos y músculos empiezan a debilitarse, aumentan las horas de sueño, se facilita el aumento de peso y las enfermedades pueden presentarse de manera más recurrente.

La longevidad de nuestra mascota está relacionada en gran parte a su raza y talla, pero, en general, debes dispensarle cuidados especiales a partir de que llega al octavo año de vida.

Entre esos cuidados básicos, veterinarios y criadores consultados por Revista Actual dan preferencia a los siete siguientes:

Ejercicio moderado

Durante esta etapa, el metabolismo de tu mascota suele ser más lento y por consecuencia tiende a incrementar de peso.

Procura ejercitarlo diariamente con paseos cortos, de entre 15 y 30 minutos, mejorará su circulación sanguínea, así como la salud de sus articulaciones.

Nutrición balanceada

Elige un alimento completo, balanceado y con proteínas de alta digestibilidad para cubrir sus requerimientos nutricionales.

Esto lo ayudará a tener una mejor salud intestinal, mantener en buen estado tanto de músculos como tejidos, promover su salud articular y evitar afecciones.

Muestras de cariño

Tu fiel compañero necesita que le demuestres tu amor y cariño de cuando en cuando.

Anímalo a jugar en casa y mímalo pero sin fastidiarlo. Recuerda que ahora se cansa más rápido.

Respeta su espacio

Proporciónale un área de descanso cómoda, confortable y cercana a ti para evitar que se sienta triste o aislado de la familia.

Atención a su higiene

Al envejecer, la probabilidad de que tu amigo se enferme aumenta y por ello, las rutinas de limpieza en casa son esenciales para evitar padecimientos bucodentales, dermatológicos, entre otros.

Implementa una rutina de baño en días soleados con productos especiales como jabones neutros especializados para perros.

Complementa con un cepillado suave en su pelaje para remover el exceso de pelo y evitar nudos.

Se sentirá muy consentido.

Cuida su hidratación

Tu perro de edad avanzada debe tener siempre un tazón de agua limpia y fresca.

Se trata de mantenerlo hidratado y al mismo tiempo evitarle problemas de insuficiencia renal o cardiopatías graves.

Algunos signos de deshidratación muy comunes son:

Pérdida de flexibilidad en la piel, falta de humedad en su lengua o saliva pegajosa y densa. Si los percibes, acude de inmediato con su veterinario.

Atención médica oportuna

Una revisión general cada seis meses es importante para prevenir posibles enfermedades o problemas específicos relacionados a su edad, genética, raza o tamaño.

La llegada de tu perro a la edad avanzada no debe de ser sinónimo de sufrimiento o tristeza.

Prestar atención a sus cuidados, al igual que mantener una alimentación adecuada para su etapa de vida, harán que se sienta sano y feliz.

¡Vale la pena!

Por Pedro C. Baca

Fotos PxHere