Adoptar nuevos y pequeños hábitos este 2020 te ayudará a combatir mucho mejor el estrés y sentirte pleno en tu cuerpo y mente. En una palabra, estarás más saludable de forma íntegra.


https://pixabay.com/es/

1.- Intenta una ruta diferente. Romper viejos hábitos es bueno para tu mente y recorrer una ruta desconocida vuelve a activar tu cerebro, dejando a un lado el modo “piloto automático”. Cuando te aventuras fuera de tu zona de confort, incluso puedes descubrir cosas diferentes: una obra arquitectónica escondida, un hermoso paisaje, un museo poco conocido o algún restaurante que no sabías que existía.


https://pixabay.com/es/

2.- Toma un respiro entre la naturaleza. Relájate y aprovecha al menos cinco minutos en un parque o jardín, simplemente sintoniza cada uno de tus sentidos y trata de enfocar toda tu atención en cada detalle. Este es un pequeño ejercicio de conciencia plena que te ayudará a recargar tu mente y llenarla de pensamientos positivos.

3.- Relajación. Si quieres llevar tu momento de relajación, también puedes usar la app Calm que tiene meditaciones guiadas en la gratitud y concentración para poder desarrollar una clara conciencia en todo momento.


https://pixabay.com/es/

4.- Haz de las plantas tus mejores amigas. Tener vegetales vivos en casa no sólo es una buena práctica, también brinda beneficios a tu salud. De acuerdo con investigaciones pueden eliminar hasta el 87% de las toxinas que están en el aire por 24 horas, reducen el polvo y mejoran tu estado de ánimo.

5.- Arma un huerto. Ahora bien, si las plantas ya son un elemento de tu hogar, puedes hacer un minihuerto de hierbas medicinales.


https://pixabay.com/es/

6.- Energiza tu cuerpo. El ejercicio es un aliado clave para que duermas mejor, además de que se ha demostrado que el yoga puede disminuir la producción de cortisol, la principal hormona del estrés, mejorando así la salud.

7.- Dile “hasta mañana” a la tecnología. Se ha descubierto que la luz transmitida por la televisión, los teléfonos y pantallas de computadoras interfiere con el ritmo circadiano; de hecho, un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard descubrieron que determinadas frecuencias de luz interrumpen la producción de la hormona inductora del sueño. Apaga los aparatos por lo menos una hora antes de acostarte y aprovecha esos minutos para leer un libro y disfrutar tu tiempo.

Recuerda que la importancia que le damos a nuestra salud del cuerpo y la mente es esencial en nuestra rutina diaria. Simples hábitos pueden ayudar a reducir el estrés y enfrentar el nuevo año con la mejor actitud.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu