Y a ti, desde el punto de vista femenino, ¿te gustan los hombres de barba larga? O tú, cómo varón, ¿la usas? El gusto por los vellos en la cara en estas latitudes occidentales ha sido muy cambiante y la tan caprichosa moda suele ponernos a prueba en ese tema.

Y así como hay quienes festejan que en algunos aspectos lo unisex, que se popularizó en los años ochenta (recuérdese las estéticas en vez de peluquerías, los perfumes para todos, las hombreras en los sacos), haya dado paso a evidenciar las diferencias entre ellos y ellas, quienes apoyan el concepto del “feo, fuerte y formal” para identificar a un hombre atractivo no pueden cantar victoria de modo alguno.

De hecho, las barbas actuales distan mucho de aquellas de los años sesenta o setenta, cuando el hipismo era enemigo de las rasuradoras y, a veces, también, del jabón en exceso.

barba salvaje

Hoy la barba, que como habrás visto está de moda desde hace algunos años y dio lugar a un sinfín de modalidades para traerla como señorito porfiriano o como salvaje guardabosques, requiere de barberías especializadas o cuidados en la intimidad del lavabo y espejo.

Y si bien las tendencias para varones suelen asimilarse a una velocidad un poco más lenta que la que las mujeres, cuando logran imponerse lo hacen con viril autoridad. Así pues, para portar una barba a la moda –súper hispter o súper varonil, es decir no tan estilizada– es necesario cuidar ciertos aspectos básicos, empezando por dos muy elementales: uno, que brote apropiadamente, completa y uniforme, sin huecos ni disimulos. Otro, que el barbón decida dar cierto mantenimiento a sus vellos faciales o no dar cuidados en absoluto. Tendrá que elegir brindar el grado justo para evitar verse desaliñado o sucio, o bien escoger el look leñador, con barba indiscriminada.

barba delineada

Dicho lo anterior, acudamos a los consejos expertos de establecimientos que han proliferado en ciertas zonas de nuestras ciudades:

1. Si quieres una barba diseñada, casi esculpida, opta por una corta, a la que deberás afinar con frecuencia.

2. Si te empeñas por tener una barba larga, habrá que usar champú. Hay algunos especiales, los cuales humectan el vello hirsuto, pero puedes optar por el champú para el pelo; si ya es muy largo, acude al acondicionador.

3. Si eres de verdad dedicado y vas por la barba crecida, habrás de comprar tónicos de aceite o de cera que nutrirán el cuerpo del vello, el cual, además, deberás alaciarlo con un instrumento adecuado: ¡un peine!, pero sólo hasta que ya tenga un tamaño adecuado, es decir, más de cuatro centímetros. Los aceites de barba evitarán que salga caspa u orzuela (muy lamentable).

4. Presupuesta una ida a la barbería dos veces al mes si tus vellos ya son de campeonato y no te quieres ver como un vagabundo –por más chic que sea.

5. Si tu prisa por tener una gran barba es mucha, hay lociones que hacen crecer los vellos porque contienen minoxidil, un vasodilatador que provoca crecimiento pero que exige, también, uso continuo para buenos resultados.

6. Otros métodos para tener barba robusta es comer pescado, tomar vitaminas A y B, además de dormir muy bien.

7. Si quieres darle una dirección al bigote o barba, habrás de acudir a la cera. Acuérdate de Salvador Dalí.

8. Lava tu cara todos los días con jabón y agua. Eso aplica aunque no tengas ni un solo pelo en la cara.

BARBA NORMAL

(Por JR)