Desde la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, busca que el arte, las ideas, tradiciones y costumbres transformen la realidad del país.

La cultura fue el sello distintivo de su familia. La casa de sus padres siempre estuvo rodeada de escritores, músicos y amigos donde el piano fungía como el centro de reunión. Todo el clan estaba ligado con el arte –la madre es pintora, el padre y su hermano arquitectos y su hermana diseñadora–, juntos recorrieron en coche todo el país visitado lugares remotos gracias a que tenían que nutrir un negocio de artesanía popular.

Estas travesías por los talleres de los artesanos dotaron a Alejandra Frausto Guerrero de una sensibilidad distinta para entender que:


“En aquellos lugares donde pareciera que hay mucha pobreza o marginación, hay una profunda y enorme riqueza cultural”.


Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura.

Estudió Derecho en la UNAM contagiada, como muchos jóvenes de la época, de un espíritu por transformar el mundo, su realidad y la búsqueda de la justicia.

A finales de los noventa fue invitada por una compañera suya, Lucía Rafael, a la Universidad del Claustro de Sor Juana para realizar un proyecto sobre cuestiones medievales. Esta experiencia la reencontró con sus aficiones.

Al poco tiempo se involucró en proyectos en las zonas menos favorecidas. Fue pieza capital dentro del famoso Circuito de Festivales de la Secretaría de Cultura del entonces Distrito Federal, en las administraciones del ahora presidente López Obrador, de Alejandro Encinas y de Marcelo Ebrard.

Grandes desafíos

Se convirtió en secretaria de Cultura e integrante del primer gabinete paritario en la historia del país, reconocido así por la ONU. Frausto parafrasea la invitación presidencial, reconoce que es más “un encargo que un cargo”, el cual conlleva la responsabilidad pero también la oportunidad de impactar positivamente en aquellos lugares afectados por la marginación y la violencia.

Desde la Secretaría de Cultura ha creado varias acciones como el programa Equitativa, que durante este mes hará que todos los espacios de la dependencia estén disponibles para mujeres creadoras y darles mayor visibilidad.

De igual manera trabajan en programas para prevenir el acoso y crear ambientes libres de violencia. Admiradora de Sor Juana Inés de la Cruz y de Nahui Olin, mujeres que sacudieron realidades y rompieron los estándares.


“Mientras más grande es la responsabilidad se debe demostrar más siendo mujer”.


Alejandra Frausto, Secretaria de Cultura.

¿Qué recomienda a las jóvenes? Recorrer el país y escuchar, pues siempre se puede encontrar la propia voz al combinarla con las demás.

Conoce de viva voz la historia de Alejandra Frausto y descubre por qué es una Mujer con Contenido:

¡No te pierdas las siguientes entregas de Mujeres con Contenido!

Ya te presentamos la historia de Karen Velázquez, la niña que logró volar;Paola Espinosa, una máquina de sueños; Josefina Lira Plasencia, mujer de retos y Nadine Gasman, la defensora de la causa feminista; Tania Reneaum, luchadora incansable; Saskia Niño de Rivera, un salmón contracorriente;Yanina Navarro, la cara amable del cemento mexicano; Mayra Galindo, lucha contra el cáncer,
 Ali Guarneros, una mamá que alcanzó las estrellas,
y Gabriela Borrayo, cuida tu corazón.

Entrevista por: Alberto Círigo / Foto: Naomi Kaizawa / Video: Iván Hernández y Eduardo Campos