Estas hierbas, la manzanilla y la caléndula son utilizadas en tratamientos de belleza porque resultan ideales para renovar la piel de tu rostro cuando luce cansada y opaca. Aquí te decimos por qué.

La caléndula se conoce desde hace cientos de años por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas, antibacterianas, cicatrizantes y emolientes.


https://pixabay.com/es/

Debido a esas cualidades, esta planta aporta varios beneficios a nuestro rostro: cicatrizar heridas, aliviar el dolor de las quemaduras leves, favorecer la producción de colágeno, mantener la piel hidratada, suave y elástica. Y hasta es usada como bálsamo en labios resecos.


https://pixabay.com/es/

La manzanilla es sanadora

No es ningún secreto que las propiedades medicinales de la manzanilla se han aprovechado desde la antigüedad para el tratamiento de irritaciones de la piel.

De acuerdo con diversos estudios, las flores de la manzanilla contienen terpenoides y flavonoides que contribuyen a disminuir la apariencia de venitas rojas en el área de los ojos. Además combate el acné debido a sus propiedades antisépticas, que reducen la grasa y cierran los poros abiertos.

No dudes en aprovechar los atributos curativos de stas maravillas naturales. Son amables y delicadas. Ten caléndula y manzanilla en tu tocador y verás buenos resultados.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu