Por disposición oficial la capital catalana abre sus brazos a la tendencia vegetal.

Amantes del tofu, la soya, la quinoa, berros, nueces y alcachofas: preparen sus maletas, sus euros y su mochila. Una vez más la capital de Cataluña levanta la mano y confirma sus contrastes con el resto de España, donde abundan los amantes de la tauromaquia y todo alimento que derive de la res y el cerdo. Resulta que los catalanes ahora dicen sí a la cultura vegetariana y vegana, lo que se resume en el término anglo Veg-Friendly, que incluye adherirse a acciones como el Lunes sin Carne (Meat Free Monday, una campaña internacional) y promover el uso de apps para informar a los barceloneses y los millones de turistas que pisan sus calles dónde está la oferta de locales con platillos que suelen prescindir de la carne, el huevo, la leche y todo derivado animal.

Hay unos 87 establecimientos –restaurantes, cafés, bares– que se dicen vegetarianos, veganos o veg-friendly en las diferentes guías de la ciudad. Hay, incluso, restaurantes ya identificados con esta forma de cocinar cuya fama rebasa las fronteras catalanas, como el Teresa Carles, Vegetalia, Bio Bento, La Báscula, The Dog is Hot, , Veggie Garden, Santa Rita Experience, Sesamo, Café Blue Proyect e incluso Taco Alto, de inspiración mexicana (no, ninguno está justo en la famosa calle Las Ramblas pero no importa pues casi toda la ciudad merece ser recorrida). veggie-garden-restaurant-stay-in-barcelona1

Hoy, con la disposición oficial por parte de la comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento catalán se impulsarán muchos más negocios que tengan esta saludable tendencia. Por cierto, la iniciativa fue apoyada por cinco partidos políticos, pero se abstuvieron dos al suponer que la medida de declarar “ciudad Veg-Friendly” a Barcelona coartaría la libertad de hábitos alimentarios y podría afectar negocios donde sí se venden productos con carne, lácteos y sus derivados.

¿A ti te gustaría tener más oferta vegetariana y vegana a la mano, en tu ciudad?

Por JR

 

 

Restaurant-Vegetalia-Barcelona-Terrace