El burnout o agotamiento laboral es un fenómeno ocupacional resultado de ua mala canalización del estrés.

La OMS explica que, aunque este síndrome no está clasificado como una condición médica, sí se considera como un factor que influye el estado de salud.

Es más, puede convertirse en un motivo para acudir a consulta médica.

Burnout es un término que se aplica exclusivamente para el contexto ocupacional y, principalmente, se caracteriza por incidir en tres dimensiones:

  • Sentimientos de agotamiento o extenuación.
  • Un prolongado distanciamiento del trabajo o sentimientos de negatividad o desprecio con respecto a tu empleo.
  • La eficacia profesional en picada.

Por su parte, la psicóloga Nawal Mustafa señala siete causas del agotamiento laboral:

  1. Trabajas demasiado y no tienes suficiente tiempo para tu vida personal, relaciones y autocuidado.
  2. Tienes expectativas irreales sobre ti.
  3. Tratas de ser todo para todos.
  4. Pasas la mayor parte de tu tiempo alrededor de personas negativas o complacientes.
  5. Trabajas con alguien que te menosprecia o intenta controlar cada pequeña cosa que haces.
  6. Se te dificulta establecer sanos límites.
  7. Eres altamente autocrítica.

Si crees que padeces de agotamiento laboral, toma breves descansos a lo largo del día.

«Diversos estudios aseguran que descansos breves nos permiten permanecer enfocados, ayudan a mantener la motivación y previenen la fatiga», explica la psicóloga canadiense-pakistaní.

De esta forma, recomienda tomar una pausa de cinco minutos luego de 45 minutos de trabajo.

Es importante que no te quedes sentada, es decir, levántate y muévete un poco antes de volver a las labores.

Si te interesa conocer otras maneras de reducir este síndrome te recomendamos «5 pasos para combatir el estrés laboral» y valiosos «Consejos para reducir el estrés laboral«.

Asimismo, te recomendamos seguir estos tips para desconectarte del estrés laboral.

por Eugenia García.

Foto Pixabay