Carlos de Luxemburgo ha venido a dar luz al Gran Ducado y para muestra están las nuevas imágenes en que luce adorable.

Apenas tiene mes y medio de nacido, pero el primogénito de los grandes duques herederos Guillermo y Estefanía ha llenado de luz al próspero país europeo.

No podría ser de otra manera porque Carlos de Luxemburgo ha sido un bebé muy añorado.

Sus padres tardaron siete años en procrearlo, lo que dio lugar a toda clase de habladurías, algunas verdaderamente crueles.

Pero la historia de amor entre Guillermo y Estefanía, quienes también tienen títulos de príncipes, ha tenido una culminación muy feliz.

Heredero dormilón

Recordarás que Actual te informó puntualmente que Carlos Juan Felipe José María Guillermo, príncipe de Nassau y príncipe de Borbón-Parma, nació la madrugada del pasado 10 de mayo.

Nació sano, robusto y ha pasado sus primeras semanas en el Palacio Gran Ducal muy apapachado por su padres y abuelos.

Fuentes cercanas a la familia real luxemburguesa aseguran que es un niño muy pacífico, pero comelón y que adora los brazos de su mamá.

De la felicidad de este momento quedan como evidencia varias fotografías que Guillermo y Estefanía compartieron esta semana:

Carlos de Luxemburgo arropado por sus felices padres.

El pequeño príncipe con su mamá, quien antes de casarse era condesa de Lannoy.

Cuatro generaciones de soberanos luxemburgueses, Enrique, Carlos, Guillermo y Juan (en la pintura).

Por Pedro C. Baca

Fotos Casa del Gran Ducado de Luxemburgo