En 2019, Carlos Felipe de Suecia participó como invitado en la Porsche Carrera Cup escandinava. Este año correrá la temporada completa.

El príncipe planea conducir un Porsche 911 GT3 que en uno de sus costados llevará el apellido de la Casa Real sueca: Bernardotte.

La pasión por el deporte motor corre por la sangre azul de este guapísimo royal, pues en 2011 también cumplió con una temporada a tiempo completo en la misma categoría nórdica.

En aquel tiempo ¡lo hizo superbien!

El auto del royal escandinavo.

«El Príncipe es un piloto de carreras experimentado y un ganador nato que conoce nuestras carreras muy bien», dijo Raine Wermelin, director de Porsche Suecia, muy contento por la participación del Carlos Felipe en la serie.

“Él es un embajador increíble para el automovilismo sueco y estamos orgullosos de darle la bienvenida de regreso a la alineación regular de pilotos para la temporada 2020”, apuntó Wermelin.

Dicha categoría es considerada el campeonato automovilístico líder de Escandinavia. Tiene lugar en pistas de Suecia y Noruega a lo largo de siete fines de semana, con un total de 14 carreras.

La temporada arranca en Ring Knutstorp en mayo y termina en Mantorp Park en octubre.

Carlos Felipe de Suecia amenaza con ganar el campeonato y ya cuenta con tres fanáticos incondicionales, su esposa Sofía y sus dos hijos, los príncipes Alejandro y Gabriel .

Por María Navarro

Fotos Cortesía Porsche Motorsports