Catalina, la duquesa de Cambridge, ha cumplido 35 años de edad y tiene muchos motivos para festejar: se ha realizado como mujer con un matrimonio bien llevado, tiene dos hijos preciosos -y no descarta encargar pronto a un tercero-, y cada vez se siente más segura en sus funciones como futura reina.

A la fascinación que por ella sienten los británicos contribuyen sus atinados outfits que, sin romper con las reglas del estricto protocolo real, reflejan a una mujer natural, dinámica, espontánea y con una sonrisa angelical.

A continuación, un breve repaso por los looks con los que ha enamorado a media humanidad. ¿Cuál te gusta más?

Durante una gala en la India portó este vestido azul fuerte de Jenny Packham, con aplicaciones cosidas a mano.

Para su encuentro con los reyes de Bután escogió este colorido vestido con bordados florales en diferentes tonos, de Tory Burch, combinado con un chal naranja y sandalias negras, de Gianvito Rossi.

Después de su enlace con el príncipe Guillermo, Catalina lució este modelo en satén color hueso de fascinante caída. Este vestido fue creado por Sarah Burton para Alexander McQueen.

A la gala inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres, asistió con un vestido de princesa en color esmeralda, firmado por Jenny Packham.

En el bautizo de su hija Carlota lució un vestido abrigo-abrigo en blanco de Alexander McQueen, combinado con un tocado de flores.

Sin miedo a mostrar, durante una gira por Singapur, dejó ver sus bien torneadas piernas cuando usó un vestido ajustado con aires asiáticos de Prabal Gurung y zapatos de Prada.

En el cumpleaños de la reina Isabel II se dejó seducir por un traje en jacquard tono plateado de Alexander McQueen.

Dejó con la boca abierta a muchos en los premios Bafta con un vestido de gasa de inspiración griega en tono lavanda de Alexander McQueen.

Cuando visitó una base de la Fuerza Aérea Australiana apostó por un vestido blanco con estampado en flores de color azul marino, creación de L.K. Bennet, un clutch de Oroton y stilettos de Alexander McQueen.

¿Inspirada en Audrey Hepburn? A fines del año pasado portó un traje de dos piezas -cuerpo y falda- con estampado a cuadros. Una creación de la firma Eponine que remite a una de las grandes divas del cine de los 50.

(Por Pedro C. Baca)