La esposa del príncipe Guillermo, Catalina de Cambridge, celebró en familia sus 39 años de vida.

Catalina de Cambridge arrancó el año muy festejada. No es para menos, el pasado 9 cumplió 39 años y lo celebró con «sus cuatro príncipes».

Así suele referirse a su esposo el príncipe Guillermo, y a los tres adorables hijos que tienen en común: Jorge, Carlota y Luis, quien ya da muestras de que será el integrante más espontáneo de la realeza británica.

La verdad es que la duquesa acostumbra celebrar este tipo de fechas en total intimidad.

Y este año quiso dar un buen ejemplo a sus súbditos. Así que no hubo invitados en el Palacio de Kensington.

Recordemos que el Reino Unido ha sido uno de los países más afectados por la pandemia de COVID-19.

Pequeño disgusto

Catalina de Cambridge será la primera plebeya en siglos con título de soberana consorte británica.
Catalina mantuvo una relación fría con su concuña Meghan de Sussex.

Para Catalina el año personal que terminó fue positivo. Cumplió sus expectativas como esposa, madre y futura reina.

Tal vez el único motivo de disgusto fue la aparición de la biografía no autorizada de su concuña Meghan de Sussex.

El libro la acusó de mostrarse fría y distante con la esposa del príncipe Enrique. También la culpó de no hacer nada para facilitar la integración de Meghan a la Familia Real.

En todo momento la duquesa de Cambridge guardó silencio en torno al polémico tema. Su actitud afectó por un momento su popularidad, pero no pasó a mayores.

Al final de cuentas su trabajo es seguir formando una pareja de ensueño con el príncipe Guillermo. Y lo ha logrado.

Calidez natural

Catalina gusta de rodearse de niños.
Catalina ha sabido ganarse el cariño de los británicos. Foto: @KensingtonRoyal

Más allá de dimes y diretes, la duquesa de Cambridge sabe ganarse el aprecio de los británicos con su conducta discreta pero siempre cálida.

Con una agenda altruista siempre repleta, Catalina se muestra siempre atenta y bien ubicada en el aquí y el ahora.

Además, no escatima esfuerzos para alentar a sus futuros súbditos en los difíciles momentos que les ha tocado vivir.

Catalina ha buscado proseguir con su agenda altruista a pesar de la pandemia de COVID-19.
La duquesa de Cambridge incorporó el cubrebocas para dar buen ejemplo.

Tiene fama de ahorrativa, pero se las ingenia para aparecer radiante, hermosa y muy bien vestida.

Y lo mejor. Ha salido bien librada de las inevitables comparaciones con la madre de su esposo, la princesa Diana de Gales, a quien honra frecuentemente con todo tipo de detalles.

Futuro planeado

Catalina y su esposo en un evento reciente con la reina Isabel II.
Catalina y Guillermo de Cambridge con la reina Isabel en diciembre pasado.

Por ser cónyuge del segundo en la línea de sucesión al trono británico -y madre del tercero- a Catalina le espera un rol protagónico en el futuro de la monarquía.

Cuando su esposo Guillermo se convierta en heredero, ella será princesa consorte de Gales.

Y más adelante, cuando su marido reciba la corona, tendrá título de reina.

Por Pedro C. Baca

Fotos Twitter del duque y la duquesa de Cambridge