Enfrentarse a una entrevista de trabajo suele ser una situación que genera nerviosismo, sin embargo, si te preparas y tomas en cuenta estos puntos puedes reducir considerablemente el estrés y comenzar a sentirte con mucha más seguridad y aplomo para conseguir ese puesto.

Aquí algunos consejos que te ayudarán en tu propósito de conseguir un empleo.

Investiga

Antes de presentarte a la cita checa detalles de la empresa, del puesto, recuerda que mientras más información tengas, disminuye la posibilidad de que te tomen desprevenida con alguna pregunta.

Revisa tu CV

Quizá lo tengas claro pero te lo reiteramos: el CV o curriculum vitae es tu carta de presentación laboral. Checa que esté impecable, actualizado ¡y que no tenga faltas de ortografía!

Checa tus redes sociales

Actualmente cualquier persona nos puede rastrear a través de las redes sociales, y esto también aplica para tu vida laboral, cada vez es más frecuente que las personas de recursos humanos verifiquen todo lo que posteamos. Así que debemos ser muy cuidadosos en cómo usamos estas plataformas.

Foto: Pxhere.com 25/oct/2019
pxhere.com

Vístete bien

Es muy importante este punto ya que un outfit puede hacer que tu estado de ánimo se eleve, así que prepara lo que te pondrás desde la noche anterior, checa el clima para poder elegirlo adecuadamente. Recuerda lo básico: peinado discreto, no te maquilles demasiado y si es para un puesto ejecutivo lo mejor es usar un traje sastre, con falda o pantalón.

Preguntas y respuestas

Las preguntas que indudablemente te harán en una entrevista de trabajo son: ¿Por qué estás aquí? ¿Qué nos puedes aportar? ¿Por qué debemos contratarte? De preferencia anota con anterioridad tus respuestas y ensáyalas para que tengas seguridad durante la entrevista.

Debilidades

En una entrevista de trabajo siempre nos preguntarán por nuestros puntos flacos, no te preocupes, es algo normal y todos los tenemos. Lo importante es mostrar sinceridad y reconocer un par de debilidades, pero sin darles mucha importancia y seguir con la entrevista.

Sé puntual

Este es uno de los consejos más importantes que todos los expertos nos dan. No llegues corriendo a la entrevista, si te es posible llega al menos con 15 minutos de antelación, eso te mantendrá más relajada y fresca.