Caminar al altar junto con esa persona especial, sin duda es una de las decisiones más importantes que puedes hacer, ya que se trata de aquella persona con la que a partir del día de hoy compartirás no solo un espacio sino también tus ideales, tus sueños y tus metas; además de que quién será la persona junto con la que construirás nuevos caminos.

Es normal que en ocasiones y a causa de los nervios, entren algunas dudas sobre si hemos elegido bien, pero créeme cuando te digo que siempre habrá algunas pequeñas pistas que te repetirán constantemente que has elegido a la persona correcta, he aquí algunas de ellas:

 

Foto: Leah Kelley

 

1.Te sientes perfectamente cómoda siendo tú misma.

2. A pesar de no estar de acuerdo en todo, siempre logran llegar a un acuerdo.

3. Funcionan como un perfecto equipo de trabajo, con balance y equidad.

4. No se dejan vencer por las dificultades que se les presentan y trabajan juntos para lograr lo que desean.

5. Te apoya con tus sueños y proyectos así como tú lo haces con él.

6. Confían plenamente uno en el otro, en lo que sienten y en lo que dicen.

7. Respeta tu forma de ser, lo que te gusta,  tu entorno y a la gente que te rodea. En pocas palabras: te respeta plenamente.