Antes de acabar el día, comparte tus ideas. No te vayas a dormir sin haber compartido con algún ser querido la idea más inspiradora o aquel gran descubrimiento que hayas hecho durante el día. No es necesario que sea en persona; también puedes hacerlo por celular o, simplemente, mandando un mensaje de texto. Compartir es la manera más rápida de afianzar un nuevo conocimiento, de ser conscientes de lo maravilloso que es cuanto nos rodea y de estimular, además, la inspiración de las personas involucradas en esta comunicación.

Entonces anímate  a compartir tus idea, no las dejes para otro día.

Google

Por Alejandrina Aguirre Arvizu