Diego el Cigala rinde homenaje a nuestro país con «Cigala canta a México» su más reciente material.

«Toda mi vida he estado enamorado de la música que nació de esa tierra que me abrió las puertas de su alma y corazón hace más de 20 años, cuando inicié mi carrera», asegura el cantaor español.

A lo largo del tiempo, Diego el «Cigala” ha logrado fusionar géneros y culturas, desarrollando la música flamenca y explorando con respeto los terrenos del latin jazz, el bolero, el tango y la salsa.

En distintos momentos de su trayectoria lo han galardonado y reconocido en distintas partes del mundo. 

En este difícil año en el que se vive una emergencia sanitaria Cigala quiere regalar algo muy especial al público mexicano y presenta este material bajo la producción de Jaime Calabuch «Jumitus».

Amor incondicional

Cigala canta a México es un sentido homenaje a un país al que ama y a la música que le mueve las entrañas: boleros y rancheras legado de grandes leyendas como José Alfredo Jiménez, Vicente Fernández, Chavela Vargas, Javier Solís y Agustín Lara.

El amor a nuestra música le viene desde su infancia cuando escuchaba temas como «Pérfida» y «Soy lo prohibido» en voces flamencas.

Al respecto el cantaor señala: “Llevo 15 años interpretando bolero y el flamenco lo traigo desde que me levanto hasta me que acuesto, pero el mariachi ha sido una sorpresa.

«Todo ha salido del alma, muy natural. Además, la poesía de la que hablan estas letras me apasiona y me he sentido como pez en el agua haciendo el álbum”.

Toque mexicano

Para que todo tuviera un toque muy mexicano se hizo acompañar por el Mariachi Gamma 1000 y el Trío de Chucho Navarro Jr. (hijo del fundador de Los Panchos).

Colaboraron también La Sonora Santanera, Los Macorinos y el Mariachi Vargas, con quienes grabó «Somos novios» el primer sencillo del álbum.

«¿Quién no ha escuchado ‘Somos Novios’? El genio Armando Manzanero le dio una sutileza a esta canción que te hace sentir enamorado cuando la escuchas. Fue la mejor manera de abrir el disco”, explica el artista.

En cuanto a cómo fue grabar con el Mariachi Vargas, Diego se sincera: “Cada vez que lo escuchaba me entraban ganas de llorar por la emoción tan grande que transmite”.

La elección de canciones para el álbum no fue tarea sencilla.

Mientras estaba de gira, tenía decenas de temas en la cabeza, pero no fue hasta que llegó a su casa que comenzó a probar con cuáles se sentía más cómodo.

“Desde la primera nota, ya yo sentía si era o no uno de los 12 tracks del álbum”, concluye Diego el Cigala.

Por Elba Albor

Fotos cortesía del artista.