El agua de arroz es el secreto de las chicas asiáticas, quienes para tener un cutis perfecto la aplican en su rostro al menos una vez por semana.

El agua de arroz previene el envejecimiento, disminuye los poros abiertos, calma las irritaciones de la piel, mejora la apariencia de las manchas provocadas por el sol, ayuda a controlar el acné, elimina los puntos negros y es un tónico natural increíble.

Ingredientes

1 taza de arroz blanco

5 tazas de agua

Coloca el arroz y el agua en un recipiente y déjalo reposar durante la noche a temperatura ambiente, después cuela el arroz y quédate sólo con el agua, moja una toalla con el agua de arroz y colócala en tu rostro por 15 min.

Hacer esto una vez a la semana te hará lucir radiante.