Estamos conscientes de que vivir con diabetes conlleva gastos fuertes que pueden afectar a tu economía, aún más si asistes a clínicas privadas.

Es necesario entonces tomar ciertas previsiones. Compara ya tus gastos en una clínica privada o pública, ¡y te darás cuenta de que hay un mundo de diferencia! Aquí te daremos algunos tips para no dañar tus finanzas y ahorrar lo más que puedas.

El director general del Hospital Civil de Guadalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez, mencionó que en 2018 aproximadamente el 10% de la población en México tenía diabetes, lo que provoca una fuerte derrama económica en el país.

Vivir con diabetes implica dietas, consultas, estudios, medicamento, entre otras cosas, por lo que sí son bastantes los gastos que deben hacerse periódicamente y además son elevados e imprevistos.

Tarjetazo útil

Uno de los métodos que podrías utilizar para aligerar todos estos gastos puede ser contratando una tarjeta de crédito, pues así podrás realizar los pagos de la misma a meses sin intereses o cada determinada fecha, pudiendo hacer uso de ella cada que lo necesites en caso de falta de efectivo.

No todas las personas cuentan con servicio médico gratuito, por lo que al momento de adquirir su medicamento (el cual sabemos que en la mayoría de los casos son dosis diarias) puede tener costos muy elevados y no se pueden costear.

Al usartarjeta de créditopodrás comprar tu medicamento directamente en cualquier farmacia, incluso en algunos sitios puede que recibas algún descuento por hacer uso de ella.

Sabemos que una tarjeta de crédito no es cualquier cosa, por eso puedes hacer uso de comparadores online que te ayudarán a elegir la mejor tarjeta de crédito y la que más se acople a tus necesidades, gastos y economía en general.

Los medicamentos para diabetes son muy sensibles y frágiles, es por eso que debe conservarse en las mejores condiciones siempre, pues la falta de cuidado podría implicar un gasto innecesario que afectaría a tu bolsillo.

Insistimos: la tarjeta de crédito puede ser una gran opción para financiar tus gastos médicos y poder realizar los pagos de acuerdo a tus necesidades. Haz uso de los comparadores en línea para poder elegir tu tarjeta de crédito, incluso podrás cotizar seguro de auto si es que estás interesado en tener traslados más cómodos y seguros.