Erika Buenfil está feliz a sus 56 tanto como actriz consagrada, mamá de un buen chico, y reina de una red social para adolescentes.

Nombrada La Reina del TikTok, la actriz regiomontana se ha convertido en una de las más agradables distracciones durante esta cuarentena que tiene al mundo de cabeza por el COVID-19.

Erika, quien nos tenía acostumbrados a personajes muy dramáticos, le ha dado la vuelta al confinamiento con sus divertidos videos a través de esta red social para adolescentes, de la que ya se apropiaron los adultos.

La recordada protagonista de Amor en silencio incursionó en TikTok en febrero pasado, animada por su hijo Nicolás, y ahora tiene casi seis millones de seguidores.

«Fue algo inesperado, la gente tenía ganas de reírse y hacer esas payasadas me ha servido para relajarme» expresó la rubia en charla telefónica con JDS.

Erika pasa por un muy buen momento profesional, como primera actriz de la telenovela Te doy la vida, pero se da tiempo de grabar sus divertidas ocurrencias y subirlas a la red ¿Cómo le hace?

«Les dedico poco tiempo, escribo lo que quiero hacer, lo memorizo y lo actúo. En realidad es algo muy divertido y tiene mucho que ver con mi profesión», señala.

Luego confirma que puede subir varios videos por día, o sólo uno. Todo depende de la vibra con que amanezca.

Momentos agridulces

Hablando de estados de ánimo, reconoce que esta temporada de confinamiento por el COVID-19 le ha ocasionado altibajos como a todo mundo que respeta las medidas para protegerse.

«Al estar encerrada tanto tiempo, pienso más, reflexiono y a veces tengo momentos de risa.

«También me llega la tristeza y la incertidumbre. Me preocupo por mi hijo y por mí pero también por todo el mundo», señala conmovida.

Prudente aclaración

Erika Buenfil agradece haber encontrado un buen desahogo en el TikTok.

«Sonrío y me burlo un rato de mi y sé que hago reír a muchos en momentos en que la alegría es tan necesaria».

Sin embargo, aclara que hace sus videos «por amor al arte», es decir, no recibe ningún ingreso por parte de esa red social.

«Que nadie mienta, no gano nada, ni me estoy haciendo millonaria, sólo me la paso muy bien».

Con tanta popularidad y nuevos seguidores, muchos de sus fans se preguntan si ya tiene nuevo galán, pero ella aclara que no.

«No me han llovido pretendientes, pero sí muchos heaters (provocadores) que me critican sin piedad», confiesa, para luego reiterar que lo toma con filosofía.

«No me preocupa que me ataquen desde al anonimato, ni me centro en la popularidad de una red social, sino en mi trabajo como actriz» señala, con la esperanza de regresar a los foros para grabar el final de Te doy la vida.

Por Pedro C. Baca

Con info y fotos JDS