$300 millones de dólares es la demanda que está enfrentando Miley Cyrus al ser acusada por copiar el 50% de la canción We run things del artista jamaiquino Flourgon, una canción que en 1988 consiguió posicionarse en el primer lugar de éxitos en Jamaica.

We can´t stop es el éxito que aparentemente está implicado en el problema, mismo que consiguió en el 2013 la posición número 1 en en los Billboard hot 100 y del cual, Michael May espera obtener parte de las ganancias y regalías que la canción ha generado.

Te dejamos ambos éxitos para que juzgues por ti mism@, ¿en verdad crees que se parecen?