El rey Felipe de España inicia su nuevo año personal con serias preocupaciones sobre el futuro de su corona.

Felipe de España cumple 53 años y no le faltan motivos para celebrar. Tiene buena salud, una familia llena de amor y armonía, y él está en plena forma.

Pero abundan los motivos de preocupación.

El soberano encabeza a uno de los países más golpeados por la pandemia del COVID-19. Con todos los costos que ello implica para sus súbditos.

Su misión ha sido dar consuelo y animar a sus súbditos con la idea de que todo mejorará.

Y en esa tarea le ha ayudado bastante la reina Letizia, con quien comparte una apretada agenda que limitan solamente las condiciones sanitarias.

Falta de popularidad

A pesar de la pandemia de COVID-19, Felipe de España ha mantenido su intenso ritmo de trabajo.

La dedicación y el esfuerzo de los monarcas apenas ha servido para contener la pérdida de popularidad de la Corona.

Este desánimo no se debe a ellos, sino a las sospechas que pesan sobre el padre del soberano.

Te recordamos que el monarca emérito Juan Carlos I abandonó su país debido a las investigaciones judiciales en su contra por defraudación fiscal y tráfico de influencias.

Más que Felipe VI, su padre fue quien encarnó por mucho tiempo el ideal de monarca que todos los españoles querían.

El actual soberano apenas construye su propio legado.

Nuevos rostros

Felipe de España se siente bien arropado por la reina Letizia y sus hijas Leonor y Sofía.

Ante las habladurías y el descrédito, Felipe de España ha buscado el respaldo de su familia.

Esa decisión ha ocasionado el adelanto del ingreso de la heredera del trono, la princesa Leonor, a la vida pública.

La futura reina tiene apenas 15 años y está por terminar sus estudios secundarios. Pero ha mostrado aplomo, naturalidad y carisma. Además de impresionante belleza.

El rey de España ha involucrado lo más posible a su familia en diversas ceremonias oficiales.

No es obra de la casualidad que la princesa genere el mayor entusiasmo en cada evento de Estado al que asiste.

Para el monarca español no hay mejor regalo de cumpleaños que ver cómo la sonrisa discreta de su primogénita disipa los nubarrones que ensombrecen el futuro.

Finalmente, su trabajo es garantizar trono y corona para la princesa Leonor.

¡Feliz cumpleaños Majestad!

Por Pedro C. Baca

Fotos Casa de Su Majestad el Rey