Este marzo de 2020 Actual celebra el Día Internacional de la Mujer con el especial Mujeres con Contenido. Conoce la doctora Gabriela Borrayo, primera mujer en precidir la Asociación Nacional de Cardiólogos de México.

Había una vez una niña que quería ser doctora y que eligió su profesión gracias a las largas conversaciones que tenía con el médico que hacía su servicio social en su natal Tetitlán, Nayarit.

Actualmente se desempeña como vicepresidenta de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México. En octubre será la primera presidenta mujer en 34 años desde que se formó esta agrupación que anteriormente sólo la habían dirigido hombres.

Cuando asuma el cargo su misión es clara: la búsqueda de mayor inclusión con el fin de cerrar brechas que aún existen entre hombres y mujeres, por lo cual considera incorporar cardiólogas a la Iniciativa por el Corazón de la Mujer. 

Borrayo Sánchez buscar hacer visibles las enfermedades cardiacas. Por ejemplo, por cada mujer que muere de cáncer de mama, fallecen 10 por males coronarios debido a los medicamentos, de ahí que urge a atender de manera multidisciplinaria esta problemática.

Es hija del matrimonio formado por un agricultor de caña de azúcar y de un ama de casa, los cuales impulsaron a los siete hijos a estudiar, inculcándoles el respeto, la honradez, la humildad y la dicha de prestar un servicio desinteresado al otro.

En la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Nayarit fue el mejor promedio de su generación y se hizo acreedora al premio de A-H Robins de México, por sus excelentes calificaciones.

En la especialidad de Medicina Interna sus maestros le sugirieron que estudiara pediatría o ginecología, pero ella le hizo caso, literalmente, a una corazonada: “Sabía que era buena en cardiología”.

Egresó de la especialidad en el Hospital de Cardiología, Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, donde el médico Rubén Argüero Sánchez la designó jefa de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovasculares. “Siempre estaré agradecida con él por confiar en mí”, dice al recordarlo.

Afirma que pese a recibir apoyo aún hay barreras que aumentan cuando las mujeres ascienden a puestos clave.

Empecé a tener problemas con los médicos, desde que comencé en la jefatura de servicio hasta la dirección médica”.

Dra. Gabriela Borrayo.

Recuerda que Argüero le aconsejó: “No es igual la indicación de una mujer que la de un hombre. Incluya, pida por favor y no ordene”. Eso lo hizo, sin resultados. Los que decían ser sus amigos dejaron de serlo y los que antes pedían su ayuda no la tomaban en cuenta. Pero esto no la desanimó.

¿Qué la mantuvo a flote? Las palabras que un día le dijo su padre: “El hombre y la mujer son iguales”. Con esta filosofía ella se sostiene:

“No me asumo menos ni más. A algunos colegas les cuesta mucho trabajo tener una jefa. Más que un tema de nosotras, es de la mente de ellos”.

Dra. Gabriela Borrayo.

Preocupada por los pacientes que sufrían infartos con complicaciones, y sin una estrategia para proteger al corazón, hizo un plan para combatir esta problemática. Por 10 años tocó puertas hasta que lo consiguió.

Con orgullo, la comisionada de la Unidad de Atención Médica encabeza el programa nacional A Todo Corazón, Código Infarto, que logró disminuir la mortalidad de infartos de 21% a 8.5% y acortó la estancia hospitalaria.

Galardonada con el Premio Nacional de Salud en Excelencia de Cardiología 2019 expresa que lo que más disfruta de su trabajo es enseñar a sus alumnos. Ella también quiere devolver algo al IMSS donde se formó los últimos 26 años.

Hay algo tan grande como su amor por la medicina, su familia:

“En la casa me quito la cachucha de cardióloga y estoy con mi esposo y mis dos hijos; nada se compara con ser mamá”. 

Dra. Gabriela Borrayo.

Conoce de viva voz la historia de Gabriela Borrayo, una Mujer con Contenido.

¡No te pierdas las siguientes entregas de Mujeres con Contenido!

Ya te presentamos la historia de Karen Velázquez, la niña que logró volar;Paola Espinosa, una máquina de sueños; Josefina Lira Plasencia, mujer de retos y Nadine Gasman, la defensora de la causa feminista; Tania Reneaum, luchadora incansable; Saskia Niño de Rivera, un salmón contracorriente;Yanina Navarro, la cara amable del cemento mexicano; Mayra Galindo, lucha contra el cáncer y Ali Guarneros, una mamá que alcanzó las estrellas.

Entrevistador: Alejandrina Aguirrea/ Video: Iván Hernández, Javier Jalife y Edurado Campos/ Fotografía: Naomi Kaizawa.