• Hay opciones para quienes descubren o reviven sus botines y sus botas.

Corren buenos tiempos en cuanto al outfit para varones que quieren reafirmar su energía partiendo desde la base: el calzado. Durante todo el año pasado y aún mucho antes, el botín e incluso su hermana mayor, la bota, han dejado claro que pisan fuerte, justo como es su naturaleza.

Y si bien este calzado tiende a asumir una personalidad ruda o informal y que predominan las opciones worker o mountain (de obrero recio o amante de trepar cosas en el campo), gracias a ciertos primores de pespuntes, a la mezcla de materiales como tela combinadas con piel; a los cierres, hebillas, colores atrevidos y agujetas contrastantes, ciertos modelos logran la apariencia de que los porta un señorito de principios del siglo XX.

Si con suerte aún conservas esas botas de trabajo que marcas como Timberland popularizaran en los noventa, y si están medianamente visibles, puedes usarlas, sólo límpialas bien. Acuérdate que ciertas cosas retro volvieron con todo.

Lo de remangar el pantalón o las botas altas, o si de meterse el pantalón a los botines te lo dejamos a tu buen juicio. Depende mucho del tipo de pantalón, si son unos jeans y tienen corte slim fit, o muy skinny (como lo usaban los elegantes chicos londinenses), si quieres verte muy informal o si sólo pretendes darle un toque rebelde a tu atuendo. Lo formal no se lleva con meter el pantalón, en eso sí hay consenso.

Algunos tipos de botín y bota son:

  • Urbanos, de suela no apta para la campiña ni el lodo.
  • De agua o impermeables: si llueve o vas al lago, son imprescindibles.
  • Ecuestre: al montar serán más que pertinentes.
  • Militares, con puntera reforzada, para quienes quieren revivir el punk.
  • Rockeras, con cierres, estoperoles, hebillas o todo junto.
  • Deportivas, las que son tipo tenis, cómodas e informales.
  • De vestir, pura piel, de cortes exóticos y siempre lustrosas.
  • Chelsea, el clásico botín que hiciera famoso, desde los sesenta, The Beatles.
  • De montaña, aquellas que protegen tobillos y amortiguan pero que son ligeras y para amantes de natura.
  • De trabajo, las que duran para siempre y tienen suela reforzada.
  • Dessert, las que normalmente son de ante y vienen en amplia gama de colores, desde los serios hasta los antes inconcebibles.
  • Vaqueras, exclusivas para un rodeo, un concierto de música country, de banda o si te encante el look rancherote.

Hay muchísimas marcas, de México y el extranjero. La gama de precios es enorme, porque hay casas de alto diseño con líneas completas o tiendas que van al mercado masivo: Wolverine; Panama Jack; Levis; Kickers; Timberland; Caterpillar; Jeep; OXS; New Rock; Gore Tex; Decathlon; Zara; Forever 21; Hunter; Skechers; Flexy; Snipe, etcétera.

1OubCB3

Botín tipo Chelsea para múltiples ocasiones, pero siempre casual.

 

a057933863d166c5bf8983f8a8e9c8f6

Botas que combinan el look urbano con toque militar en sus agujetas.

 

b35cea5c5e02cc2c8cfcac0611725fcd

 

Si quieres ir a la montaña, asegúrate de tener buena tracción.

 

zapatos-zara-otono-invierno-2015-2016-hombre-botas

Algo de estilo dessert –de ante– y su primo semi rocker. Ambos en Zara.

(JR)