El heredero del trono del reino hachemita tiene muchos motivos para festejar en estos días. Recién cumplió 22 años (nació un 28 de junio bajo el signo cáncer),  se graduó con honores como licenciado en Ciencias Políticas por la estadounidense Universidad de Georgetown y estrenó agenda de actividades oficiales en su país.

Solo le falta una novia para ser completamente feliz.

Tan discreto como es con los asuntos de su vida amorosa, no se le conocen enamoradas, pero su círculo cercano asegura que le gustan chicas muy femeninas y simpáticas pero con cierto aire intelectual y tema de conversación.

Por si te interesa conquistarlo te preparamos un álbum fotográfico que retrata momentos y personas muy importantes en su vida.

Es el mayor de cuatro hijos de los reyes Rania y Abdalá II de Jordania.

De su padre, un líder austero y sensible, heredó el sentido del deber y el apego a la disciplina militar. Algún día Hussein será jefe de uno de los ejércitos mejor armados de Oriente Medio.

Su mamá, una soberana carismática y comprometida, le ha legado el don de gente y el carisma que lo hace brillar en las cortes reales.

Con gafas de sol

Le encanta la ropa casual y colecciona gafas de sol, pero le disgusta la ostentación de riqueza que caracteriza a otros príncipes árabes.

De paseo

Apasionado por los deportes al aire libre, le encanta perderse por los confines del desierto jordano y ha escalado varias de sus montañas de piedra.

preocupado por causas sociales

Desde que cumplió 15 años, el príncipe atiende compromisos oficiales como visitas a hospitales y orfanatos para llevar palabras de consuelo y esperanza.

con sus padres 3

Falta tiempo para que asuma el trono de su país, pero ya cuenta con preparación universitaria y piensa seriamente regresar a las aulas para cursar un doctorado en ciencias políticas.

Familia real2

En lo que construye su propia familia se muestra muy apegado a sus padres y hermanos, con quienes lleva estupenda relación.

(Por Pedro C. Baca)