Isabel II está por cumplir 94 años de edad pero con su país paralizado y su familia desmembrada no tiene mucho para festejar.

Falta muy poco para el aniversario de vida de la monarca más longeva en la historia del Reino Unido, Isabel II, a quien le ha tocado ver de todo durante su largo periodo en el trono.

Sin embargo, quienes la conocen aseguran que está triste, no tanto por saber que está en el último trecho de su reinado, al que ella denomina «ocaso dorado», sino por la situación de su familia y de su reino.

Han sido tiempos difíciles para la reina nacida el 21 de abril de 1926, casada en 1947 y Jefa de Estado desde hace 68 años.

Recuento de daños

Todos sabemos que el Reino Unido está paralizado a causa de la expansión del COVID-19 y la reina se dirigió hace poco a su pueblo para infundirle ánimo.

Pero también están los escándalos de corrupción y pederastía que salpican al hijo que más ama, el príncipe Andrés, quien de hecho tuvo que retirarse de la vida pública.

Sin olvidar el alejamiento de su nieto consentido, el príncipe Harry, quien prácticamente ha renunciado a los vínculos con la realeza para proteger la privacidad de su esposa Meghan e hijito Archie Harrison.

La reina en su reciente mensaje al pueblo británico.

Tempestades pasadas

Expertos en temas de realeza consultados por Actual insisten que este es uno de los momentos más dolorosos del reinado de Isabel II, pero insisten en que se sobrepondrá una vez más.

Recuerdan el fatídico año de 1992, cuando sus tres hijos mayores se separaron de sus respectivos cónyuges y ocurrió un grave incendió en su amado castillo de Windsor.

Entonces, la monarca lo calificó como «año horrible».

Tienen presente también aquella primera semana de septiembre de 1997 cuando sus súbditos le reclamaron su indiferencia ante el fallecimiento de la princesa Diana, su exnuera.

La reina recapacitó y terminó consolando a sus súbditos.

¿Qué pasará ahora?

Fiel a sus hábitos, Isabel II festejará su cumpleaños bajo la mayor discreción y en compañía de su marido, el príncipe Felipe.

Para su buena fortuna, el aniversario de su nacimiento nunca se ha festejado en este periodo del año, sino a principios de junio, cuando hay un clima más benigno.

De hecho esta tradición no la impuso ella, sino que se remonta a 1748. Desde entonces se estableció que el cumpleaños del monarca en turno se celebraría a mitad de año.

Es entonces cuando ocurre el tradicional desfile militar «Trooping de colour» que culmina con la aparición de Isabel II desde el balcón central del Palacio de Buckingham, al lado de sus herederos.

La reina confía en que todo estará mejor para ese momento.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP