Resulta que Jennifer Lopez se presentó con gran éxito hace un par de semanas en Egipto, ante unas 2,000 personas. Hasta ahí todo muy bien, sólo que hubo un pequeño-gran detalle, su actuación se dio durante la fiesta musulmana del sacrificio y, todavía más, utilizó transparencias.

Esto lo denunció el famoso abogado Samir Sabri, famoso por ser muy cuidadoso de la moral y las buenas costumbres en Egipto, quien al ver el vestuario, no dudó en acusar ante la justicia a nuestra Jennifer Lopez, pues consideró que su forma de vestir atentaba contra las normas y tradiciones egipcias.

No es difícil adivinar cuál de los atuendos de la Diva del Bronx causó gran escándalo en el abogado. Por supuesto, ese en el que utiliza transparencias, y que para Sabri significa estar casi estar desnuda y atenta contra la moral.

Fotos: Khaled DESOUKI : AFP

Las pruebas que presentó el famoso abogado fueron imágenes en redes sociales donde se observan los distintos vestuarios –por cierto, creaciones de diseñadores egipcios y libaneses– del concierto además de fotos de asistentes y el argumento de que se celebró en una fecha poco apropiada.

Por estos motivos el abogado pide que a partir de este hecho tan “escandaloso” a Jennifer Lopez se le prohíba la entrada a Egipto y lo tomará como una cruzada personal. Este abogado ha demandado a varios famosos que no han mostrado buen comportamiento.

Imagínate cuántas demandas tendría que estar preparando este famoso abogado si viviera en Europa o en Estados Unidos.