Johnny Depp asegura que ganará la demanda que puso contra un diario británico que lo describió como «golpeador de mujeres».

Terminó por fin la primera parte del proceso judicial que expuso la tormentosa vida privada del histrión estadounidense.

Pero él se muestra confiado en que al final «lavará su nombre».

Johnny Depp recurrió a las Cortes británicas para demandar a The Sun, el tabloide que lo describió como marido violento y golpeador de mujeres.

Todo en relación con su ex mujer, la actriz californiana Amber Heard.

Si bien Johny reconoció una vida excéntrica pero juró y juró que jamás golpeó a quien fue su esposa entre 2015 y 2017.

Momentos bochornosos

La vida de la pareja que formaron la estrella de Charlie y la fábrica de chocolate con la heroína de Aquaman actriz quedó expuesta ante la Alta Corte de Londres.

Por ese motivo salieron a relucir acusaciones mutuas de violencia, comportamiento autodestructivo y sospechas de infidelidades:

Al concluir las audiencias, la actriz de 34 años declaró a la prensa que habría preferido no acudir al proceso, en el que estaba citada en calidad de testigo de The Sun.

«Mantengo mis declaraciones», dijo con semblante sombrío, y señaló que expuso los «detalles más sórdidos» de su vida con Johnny Depp para hacer justicia.

Afirmaciones sin sustento

El abogado del actor, David Sherborne, atacó con dureza los artículos con los que The Sun dio por cierto que Johnny Depp agredía a su esposa.

Y reiteró que «lejos de ser el autor de violencia conyugal, la sufrió». Acto seguido pidió al juez «lavar» el nombre del actor..

Además, Sherbone enumeró las fallas y modificaciones en las declaraciones de Amber Heard, a quien calificó de «mentirosa compulsiva».

Y logró sembrar la duda sobre las huellas de golpes que en algún momento la mujer atribuyó a Johnny.

Romance corto

Depp y Heard se conocieron durante el rodaje de Diario de un seductor en 2011 y se casaron en Los Ángeles en febrero de 2015.

Menos de dos años después, la mujer solicitó el divorcio y habló de violencia «física y psicológica».

Por su parte, Depp se declaró inocente y la acusó de «haberle puesto el cuerno» en vísperas de su noche de bodas.

Durante el proceso de divorcio fue cuando The Sun informó de 14 episodios violentos.

Johnny Depp los rechazó siempre, pero admitió el consumo abusivo de drogas y de alcohol.

¿Y ahora?

Más allá de declaraciones, no hay testimonios que avalen los señalamientos de que el protagonista de la saga de Piratas del Caribe es un golpeador.

Johnny Depp confía en ganar su demanda.

El veredicto judicial lo conoceremos en septiembre próximo.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP